Ferrari Vettel Leclerc SF90 Stradale

Los pilotos de Ferrari, Sebastian Vettel y Charles Leclerc, se enfrentaron en un desafío de lo más entretenido conduciendo un SF90 Stradale para un video del canal oficial de F1. El duelo era sencillo, mientras uno conducía por el Autódromo Internacional de Mugello, el mismo donde se corrió el Gran Premio de la Toscana, el otro debía averiguar en que parte del circuito se encontraban con los ojos vendados. Además, agregándole más emoción a la contienda, debían predecir en qué momento cruzaban la meta. El video muestra a los dos pilotos haciéndose una que otra jugadita para despistar al otro y conduciendo el superdeportivo de la casa italiana.

Sin ser menos importante, el otro actor principal es el superauto híbrido de la familia de Maranello: el SF90 Stradale. Aunque ya escribimos sobre él, siempre es bueno recordar lo que hay debajo del capó: tres motores eléctricos que generarán 217 HP de potencia, combinados con un propulsor V8 twin-turbo de 4.0 litros. ¿El resultado? Una 986 caballos de potencia y 800 Nm de torque. Todo eso se lleva a las ruedas traseras por medio de una transmisión de doble embrague de ocho velocidades. Así que argumentos para la diversión habían.

Maniobras para despistar

En los primeros minutos del video el 4 veces campeón, Sebastian Vettel, lleva el Ferrari SF90 Stradale y es Leclerc quien se sienta a su lado. Las maniobras para despistar al monegasco por parte de Vettel no faltan, los zigzags y las maniobras erráticas están presentes desde el principio. Leclerc después de varias curvas logra ubicarse e indica algunas partes del trazado y la forma en la que se deberían tomar. Aunque el piloto de Mónaco ya estaba centrado, se tarda solo un poco para adivinar el momento de cruzar la meta.

Luego los papeles se cambian y es Vettel quien va de copiloto en el SF90. La venganza de Leclerc no tardó y desde el comienzo se ve enérgico tratando de hacerle la vida más difícil al próximo piloto del equipo Aston Martin. Sin embargo, la experiencia y los años de Sebastian salen a flote: aparte de ubicarse muy bien en la pista, el piloto alemán acierta con gran precisión la llegada a la meta. Aunque en esta competencia ninguno suma puntos, es bueno ver a los pilotos de una forma más personal y dejando atrás, así sea por un momento, la complicada temporada de Ferrari.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here