Swift México control estabilidad
- Publicidad -

Después de la rajada de cero estrellas que se marcó el Suzuki Swift ante el LatinNCAP, parece que la marca japonesa se puso las pilas, al menos en términos de seguridad. México es el primer país en donde todas las versiones del popular Suzuki Swift reciben control de estabilidad como equipamiento estándar. Un buen comienzo, seguro, pero aún falta mucho, no solo para Suzuki, sino para los otros países donde tiene presencia el Swift, así como las leyes que gobiernan (o más bien descuidan) los aspectos de la seguridad vehicular.

Actualización en seguridad y apariencia

La opción de control de estabilidad, o ESP, era exclusiva para las versiones Boosterjet y Sport del Suzuki Swift en México. Ahora, las versiones de entrada GLS y GLX también tendrán esta ayuda electrónica. Sin embargo, aún en seguridad se queda un poco corto, ya que las versiones más básicas aún poseen dos airbags, en vez de seis, y la opción de frenado de emergencia brilla por su ausencia; no solo en la gama del Swift, sino también en muchos autos que se comercializan en Latinoamérica. Recordemos que LatinNCAP opta por probar la versión más básica del Swift en territorio latino, y aún en muchos mercados la opción de ESP y más de dos airbags no está disponible.

Suzuki Swift control estabilidad México
Si bien Suzuki actualiza en materia de seguridad al Swift en México, aún resta mucho camino para otras marcas y modelos en Latinoamérica.

Además, toda la línea del Swift recibe un retoque estético, con una parrilla sutilmente rediseñada y nuevos rines de 16 pulgadas. Sensores y cámara de reversa ahora son estándar para todas las versiones, a excepción del más sencillo GLS.

¿Y el resto de Latinoamérica?

Si bien este es un avance importante para Suzuki y la seguridad de los autos en Latinoamérica, aún falta mucho. La respuesta de la marca evidencia compromiso por adherirse a los estándares de LatinNCAP; no obstante México no es el único país donde se vende el Suzuki Swift. En varios mercados de Latinoamérica, el Swift y su versión sedán Dzire aún ofrecen sólo dos airbags, así como permanece la ausencia del control de estabilidad. Retomando el detalle de los sistemas de frenado de emergencia, este en específico rajó al Swift y a la Duster en la última prueba de choque.

Aquí es donde la intervención de los gobiernos y leyes es necesaria para aplicar y poner en vigor reglas más estrictas en cuanto a equipamiento de seguridad en vehículos. Mientras en Latinoamérica no sea un requisito que todo vehículo tenga más de 4 airbags, frenado asistido o de emergencia, y asistencias electrónicas, los fabricantes no incorporarán esos detalles en sus modelos. Claro, algunas marcas pueden agregarlo por su cuenta a versiones más lujosas o para adelantarse a la competencia, pero prima la rentabilidad por encima de la seguridad.

Ojalá este paso que da Suzuki aplique para toda su gama de modelos en Latinoamérica, en especial los más compactos como el Alto, S-Presso y Swift. Además, que motive el cambio de actitud de los gobiernos frente al equipamiento mínimo de seguridad que requieren los autos que circulan por toda Latinoamérica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí