BMW-Serie-1-M3
- Publicidad -

Cuando no es posible adquirir un legendario BMW 1 M, porque BMW hizo pocos y todos sus dueños se aferran a ese futuro clásico, ¿qué opción queda? Aquí se la presento: un BMW Serie 1 que ahora ruge gracias al V8 de un M3. Honestamente el resultado es genial y no tan aterrador como usted lo imagina.

Esta fórmula es tan vieja como el tiempo, y consiste en utilizar el clásico poder de un V8, sea americano o germano, para darle más sazón y brutalidad a un auto pequeño. De hecho son incontables los casos de un V8 LS de un Corvette apareciendo en máquinas tan pequeñas como un Mazda Miata o cosas más locas como un Chevrolet Spark. Ah y lo mejor de todo esto es que el BMW Serie 1 con alma de M3 está a la venta.

Cirugía a corazón abierto

Apuesto a que no se esperaba un V8 de la división M por aquí

Esta creación nace en Países Bajos, tierra de las amapolas y de Max Verstappen. El auto comenzó como un BMW 118i convertible, el cual poseía un diminuto 4 cilindros con “apenas” 140 hp. Pero eso no es suficiente para divertirse o meterse en problemas, así que para no cometer el pecado cardinal de poner un V8 de Chevy o Ford bajo el cofre, el creador de esta máquina optó por un auto de la misma era: el M3 E92.

Es como si ese V8 estuviese destinado para este vehículo, porque el motor y la transmisión manual de seis marchas no parecen fuera de sitio. Mientras el 1 M hacía gala de un seis en línea con 335 hp, este Bimmer eleva las cosas a 414 hp y un generoso torque de 400 Nm, mucho más del doble que el 118i original. 

Para soportar semejante inyección de poder los frenos ahora son de StopTech, los amortiguadores ajustables son de KW y las llantas son Michelin Pilot Sport Cup. Los rines y escape del M3 son lo único que delatan la verdadera naturaleza de este BMW Serie 1, al menos a primera vista.

El M1 o M2 moderno que merecemos

Otros cambios mínimos incluyen el capó, cuyo diseño revela que aquí hay algo más, al igual que el interior que recibe el panel de instrumentos del M3 del cual recibió este transplante. 

Francamente este auto, dado su tamaño y peso, debe ser mucho más ágil y dinámico que el M3 E92, y lo mejor de todo es que es un sleeper justo como lo recetó el doctor: sus rivales no sabrán qué los golpeó. Claro que para ello primero debe comprarlo, y este Bimmer aparece en venta en el sitio ProCar, por un valor de “apenas” 38.450 euros. Si no quiere esperar al M2 y verse único, esta es la opción correcta.

Los enormes rines M Performance de 19 tratan de esconder frenos StopTech ventilados, quizá la única pista de que este Serie 1 es distinto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí