Rines Lamborghini Countach
- Publicidad -

Parece que alguien (que tal vez ya no tenga trabajo) tendrá que dar una seria explicación en Lamborghini. Uno de los regresos más esperados en el mundo motor, el Lamborghini Countach, no duró ni 24 horas en exhibición y ya uno de sus rines sufrió un accidente. El auto retro futurista quien fue la estrella del show en Pebble Beach, apareció con uno de sus rines raspado y aparentemente doblado.

Ahora, la clásica “andeniada” como la conocemos aquí le puede pasar a cualquiera. Si usted tiene carro, sentir ese crujido y golpe mientras se encuentra estacionando duele en el alma… y el bolsillo. Pero ahora puede sentir algo de consolación, sabiendo que usted no fue el responsable de rayar los rines de uno de los 112 Lamborghini Countach, con apenas un día de ser revelado. Como diría la gente en internet: “F en el chat”.

“Eso con una pulidita sale”

Quien descubrió e hizo público el daño a los rines del Lamborghini Countach es el influencer y aficionado a los BMWs Sebastián Azcárate. En sus redes, el hombre compartió un video (luego replicado en otras redes) en donde se acerca al Lambo. Para su sorpresa, los rines del auto ya tienen daños, en lo que aparenta ser unos rayones e incluso metal doblado. No se aprecia muy bien, lo sé. Pero esas son las consecuencias de usar historias o Snapchat, grabar en vertical, y tener el peor pulso del mundo.

Aparentemente, el accidente con los rines del Lambo sucedió después de ser presentado. En su primer día en la semana del auto de Monterrey, un video en detalle del Countach revela que el hypercar retro se encontraba en condición inmaculada, y sus rines estaban como “salidos de la fábrica”. A los encargados de estacionar y guardar el Lambo les salió caro el error, o les quedó grande parquear el carro. Pero, para ser justos, es un auto bastante ancho, con proporciones similares a una camioneta. Lo que sí puedo asegurar, es que el o la responsable recibió un regaño con muchos insultos italianos, algo así como al capitán del Costa Concordia. Eso, y que esa persona ya no trabaja con Lamborghini.

Los rines del Countach, al menos en su forma inmaculada. Cuando se tiene un híper auto de más de 3 millones de dólares, los arreglos y pequeños errores no son baratos.

Nuestros colegas de The Drive se pusieron en la tarea de consultar directamente con la marca, el costo de unos rines nuevos para arreglar este “pequeño error”. Según un experto de la marca, las ruedas de una edición limitada, como un Lamborghini Centenario, pueden costar $9.880 dólares, cada una. Fácilmente la rueda del Countach puede superar los diez mil dólares, dada su exclusividad. A pesar de ser tan inalcanzable, uno no puede evitar sentir un dolorcito en el pecho. Por lo menos no fue grave ni pérdida total, como aquel McLaren que se incendió a los días de salir del concesionario. Si de casualidad ve un Countach nuevo en venta que diga “nunca chocado” ya sabe cuál es la historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí