Shelby GT500 destruido bomberos

Si lo hace sentir mejor, le garantizo que hay un excelente motivo detrás de la destrucción del hermoso muscle car que ve en las imágenes. Eso no quita que siga siendo doloroso ver como quedó destruido este Ford Shelby GT500 tras un ejercicio realizado por el departamento de bomberos de Dearborn, Michigan. Pero, ¿por qué no mejor haberlo subastado o algo en vez de echarlo a perder? ¿Por qué este Shelby y no cualquier otro vehículo? ¿Qué estaban practicando para dejarlo en semejante estado? Tranquilo, todas estas preguntas tienen una buena respuesta.

Destrucción por una buena causa

Este preciso Shelby GT500 era una unidad de pruebas propiedad de Ford que ya había cumplido su propósito. Casi siempre estos prototipos tienen un único destino: la compactadora de chatarra. La razón es que usualmente son carros sin número de matrícula y que por motivos legales son imposibles de vender o usar en las calles. Así las cosas, no tiene nada de raro que los fabricantes a veces prefieran donar estas unidades para una buena causa. Chrysler, por ejemplo, donó varios Viper de pre-producción a colegios para ser usados en las clases extracurriculares de mecánica…y después también los mandaron chatarrizar.

Entonces: ¿qué hacer con un carro que no se puede matricular, ni usar en las calles, tampoco se puede vender e igual va a terminar hecho chatarra? Pues donárselo al departamento local de bomberos para que lo usen practicando técnicas de salvamento en casos de emergencia. Un rescatista necesita saber cómo y por dónde cortar un carro cuando están atrapadas adentro las victimas de un accidente y cada segundo cuenta. De ahí que hayan estallado los airbags y cortado el techo por la base de los pilares. El capó también fue cortado para el ejercicio pues es probable que el mecanismo de apertura quede inservible después de un choque y pueda ser necesario apagar un incendio en el habitáculo del motor.

Shelby GT500 destruido bomberos

¿Lo ve? Le dije que había un buen motivo detrás de estas tristes imágenes: es una pequeña tragedia que ayudará a evitar verdaderas tragedias a futuro. A nadie le gusta ver un Shelby GT500 destruido, pero si lo va a destruir alguien que sean los bomberos y por una buena causa. Además, si consideramos la fama que se han ganado los conductores de Mustangs, aquí y en Cafarnaúm, no sobra que los bomberos practiquen con este modelo en especifico…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here