Accidente Mitsubishi Evo

La suerte es una dama caprichosa. Cuando está de nuestro lado, nos brinda cosas inesperadas como, no lo sé, un carro nuevo. Por el contrario, cuando la suerte la emprende contra alguien, es mejor que vaya buscando un remedio ancestral o un bañito en hierbas. Y luego está este hombre, que tuvo el (dis)gusto de experimentar ambas caras de la moneda en menos de 24 horas. Ese fue el tiempo que le tomó a este pobre ganarse un Mitsubishi Lancer Evo IX, para luego sufrir un accidente y destruir el pobre carro por completo.

Todo comenzó con Dream Car Giveaways, un sitio del Reino Unido que realiza concursos cuyo premio es un auto deportivo. ¿El único requisito? Pagar una pequeña inscripción y responder una pregunta correctamente. El ganador sería el fabuloso dueño de Mitsubishi Lancer Evo IX 2006 más $1390 dólares para mantener el carro. Haga de cuenta que ganarse este concurso es el equivalente real de Han diciéndole “El Evo rojo es tuyo”.

Mitsubishi Evo Accidente 7
El pobre Mitsubishi Evo IX después de su triste accidente. El desafortunado dueño pagó la novatada de carro potente cara. Imagen de @SWP_Roads

Este auto era como la Mona Lisa

Y vaya que el ganador tuvo suerte, no necesariamente de la buena. Antes del accidente, este era un Mitsubishi Lancer Evo IX, con apenas 112.000 kilómetros recorridos, y en perfectas condiciones, con apenas unas modificaciones para darle más desempeño. Para colmo, este correspondía a la versión limitada FQ-320, con una caja de cambios de seis velocidades, amortiguadores Bilstein y 316 caballos de potencia de fábrica. Fácilmente esta versión puede costar entre $45.000 y 50.000 dólares.

El ganador de esta “nave” fue un hombre identificado como Adam Griffiths, quien fue anunciado públicamente como el dueño del desafortunado Evo IX en una publicación de Facebook. Dream Car Giveaways le deseaba “muchos kilómetros felices” a Griffiths. Ah, la ironía que contenía esa frase…

El 28 de abril, un día después de reclamar su premio, Griffiths perdió control del auto en una vía conocida como Cardiff Road, en la región sur de Gales. Nadie resultó lesionado en el accidente; a excepción del Evo IX, cuyo frente y parte posterior quedaron destruidas ante la colisión. El vehículo quedó como siniestro total y quizá no vuelva a rodar libremente. Las imágenes del resultado del accidente fueron divulgadas por la policía vial de Gales del Sur, en un tuit que fue posteriormente borrado.

Digamos que la respuesta de internet fue severa, para no decir más. Griffiths terminó recibiendo burlas y hasta amenazas de muerte, conduciendo a que el hombre desapareciera de redes sociales. Dream Car Giveaways se pronunció en otra publicación confirmando la información y solicitando respeto para Griffiths, ya que un accidente de estos le pasa a cualquiera. Supongo que el hombre aprendió la lección de la manera más cara posible. Ojalá la suerte le vuelva a sonreír, en circunstancias más favorables … y con menos comentarios malintencionados en Facebook. Al final del día, nadie gana en toda esta situación.

Mitsubishi Evo Accidente 8
Vista lateral del Evo IX. Lastimosamente el chasis recibió daños que declararon al auto como siniestro total. Imagen de @SWP_Roads

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here