Lamborghini accidente lago
- Publicidad -

¿Cree en la suerte? Porque a este individuo le sobró mala suerte. En una situación que le puede pasar a cualquiera, este conductor confunde los pedales de su auto… que casualmente es un Lamborghini. Casual, nada del otro mundo, casos se han visto. Lo que pasa es que, para la mala fortuna de este hombre, su confusión lo llevó a parar de pleno contra un lago. Antes que diga “para qué te traje” o quiera darle el premio del idiota a la semana a esta persona, es un accidente que nos puede pasar a todos. Como cuando sin querer frena bruscamente con el pie izquierdo, o se le olvida en qué cambio va.

Un toro mojado

Conductor confunde pedales Lamborghini
Luego de tres horas, un parabrisas roto y daños al motor y sistema eléctrico, el toro fue rescatado. Aunque hay que decir que las decisiones estéticas del dueño son… interesantes.

El piscinazo del Lamborghini Huracán y su dueño ocurrió esta semana en Austria. Según reporta la policía local, el conductor y su acompañante ingresaron a un estacionamiento en inmediaciones del lago Mondsee, cerca a Salzburgo. El pasajero abandonó el vehículo y el conductor, aparentemente, se dispuso a estacionar el Lamborghini, momento en el que confunde los pedales del auto. Probablemente el hombre esperaba frenar, no un acelerón en reversa con dirección del lago. El caso es que el Lambo dijo “al agua patos” y cayó en plena noche al lago. Dicen que la vida le da a uno baldazos de agua fría, pero esto es demasiado extremo.

Afortunadamente, el conductor logró salir rápidamente del Lambo, que se hundió con rapidez. Y si algo me enseñó Mythbusters, es que salir de un auto que se hunde no es tarea fácil. Parece que a las autoridades locales les cayó en gracia la situación, porque en un tuit donde reportaron el hecho, compararon al hombre con James Bond y el Lotus Esprit submarino. Además, reportaron que el hombre fue al hospital para un chequeo de sus heridas, aunque no creo que su ego y billetera sanen fácilmente.

Un equipo de rescate local, quien también compartió la historia en su Facebook, se encargó de recuperar el Lamborghini, que se hundió unos 5 metros. Con una grúa, buzos y un globo recuperaron el toro luego de tres horas. De nuevo, esto es algo que le puede pasar a cualquiera, y a este dueño tuvo la mala fortuna de que le pasó en el peor sitio posible. Tal vez es mejor que venda el Lambo con daños y todo y compre uno nuevo, porque sería más práctico y barato. Además, Youtubers es lo que hay a la hora de comprar autos con procedencias cuestionables y daños similares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here