A principios de octubre de 2019 les habíamos adelantado que la colección personal de carros de Brian O’Connor, digo, Paul Walker, sería subastada en enero. Bueno, ya es enero, y la casa de subastas Barrett-Jackson ofreció más de una decena de carros y motos del difunto actor norteamericano. Sin embargo, algunos ejemplares de la colección de Walker destacaban más que otros y eso se notó cuando llegó la hora de las pujas. ¿Cuáles? En Fuel estuvimos siguiendo la subasta y preparamos este Ranking Fuel con los cinco carros más especiales de la colección Paul Walker, ordenados por el precio que obtuvieron en la subasta.

#5 – Ford Mustang Boss 302S 2013 ($95.700)

Arrancamos con esta belleza, una edición especial solo para la pista del Mustang Boss de la anterior generación. El motor Coyote V8 de 5000cc produce alrededor de 450 caballos de potencia y está complementado con un sistema de lubricación y refrigeración de alto rendimiento. El chasis, por su parte, recibe una jaula antivuelco completa, suspensión totalmente ajustable y enormes frenos Brembo. Solo se fabricaron 50 unidades del Boss 302S, ninguna legal para las calles. Esta en particular le fue obsequiada a Paul Walker por un amigo y él solo la guardó y nunca la corrió. ¡Amigos, si alguno quiere regalarme un carro de carreras, les prometo que no lo desperdiciaría así!

#4 – Nissan Skyline GT-R 1989 ($100.100)

Godzilla: eterno, inconfundible y extremadamente raro en tierras norteamericanas. Este ejemplar especifico fue modificado por Walker para ser un carro de carreras y su interior refleja esta condición. El interior está prácticamente pelado, solo hay un asiento, un extintor y una robusta jaula antivuelco. El legendario conjunto mecánico compuesto por el motor RB26DETT y el sistema de tracción total ATTESA se mantiene, con ligeras modificaciones aplicadas al motor. Barrett-Jackson no especificó qué modificaciones fuera de un radiador Koyorad nuevo y piezas A’PEXi y HKS. Finalmente, encontramos rines Enkei RPF1 cubiertos en slicks de pista y un sistema de frenos Endless. Hermoso, pero bastante costoso para un GT-R BNR32 en estas condiciones…

#3 – Nissan 370Z 2009 ($105.600)

En el puesto tres de nuestra lista encontramos un Nissan 370Z que, según la gente de Barret-Jackson, fue usado en Rápido y Furioso 5. Si bien no puedo afirmar lo contrario, lo cierto es que este carro es bastante diferente al que apareció en esa película. El kit de carrocería es diferente, los rines y el capó también. Haciendo eso a un lado, este 370Z igual está modificado con piezas bastante interesantes. Bajo el capó encontramos un sistema twin-turbo, adentro hay asientos Recaro con arneses Takata y en el exterior destaca un enorme alerón, así como rines Volk Rays TE37 en color aguamarina.

#2 – BMW M3 1988 ($165.000) y BMW M3 1991 ($220.000)

El BMW M3 de la generación E30 es un clásico cada vez más codiciado por los amantes de la marca bávara. Y es que no solo era raro, tiene la fama de ser uno de los carros más placenteros de manejar. Eso y el ADN de un corredor del Deutsche Tourenwagen Meisterschaft. Walker apreciaba esto y por eso poseía no solo una sino dos unidades de este coupé alemán, ambas blancas y ambas motivadas por el motor S14 de cuatro cilindros y casi 200HP. Una, con interior beige y alrededor de 50.000 kilómetros, se vendió por $165.000 mientras que otra, con interior negro y escasos 11.000 kilómetros, se vendió por la increíble suma de $220.000.

#1 – BMW M3 Lightweight 1995 (entre $220.000 y $385.000)

Sí, $385.000. Casi cuatro veces el dinero que supuestamente costaba y casi cincuenta veces lo que en realidad costaba el motor del Honda S2000 de Johnny Tran. El mundo entero todavía sigue boquiabierto. Y no es que un M3 E36 Lightweight no sea un carro interesante, pues estamos hablando de una edición exclusiva de la cual se fabricaron menos de 130 unidades, sino que es un precio totalmente sin precedentes. El M3 Lightweight fue desarrollado enteramente en USA pues BMW North America no estaba satisfecha con el M3 que se ofrecía para el mercado norteamericano. Con 240 HP y 200 kilos menos que el M3 normal, no sorprende que fuera uno de los favoritos de la colección Paul Walker.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here