McLaren GT Juguete

Si le preguntan a un petrolhead, fierrero o aficionado a los autos local si le encantaría tener un superauto de cualquier clase, quizá alguno le diga que no. Lo más probable es que se excuse en la fragilidad, los costos, lo llamativos que son, bla, bla, bla. Pero en el fondo, todos queremos un superauto y el presupuesto para mantenerlo. Ese es un deseo que tenemos desde niños y por eso McLaren creó el GT Ride-On, un auto de juguete ideal para montar a los niños. Lo siento, pero es para niños de verdad, si quiere un superauto para satisfacer al niño interno con bajo presupuesto, hay otras opciones para lograrlo.

El McLaren GT Ride-On de juguete es una réplica del GT de tamaño completo, pero está firmada por la misma McLaren. Por eso no es solo otro juguete de plástico del montón, sino que es un McLaren real. Prueba de ello es que cuenta con puertas de diedro, un maletero funcional y réplica de los sonidos del motor. Por si fuera poco, la carrocería está pintada con colores originales de la fábrica como cobre bruñido, blanco sílice, negro ónix, naranja McLaren, rojo Amaranth y azul Burton.

Hasta los juguetes son de lujo

Uno pensaría que a un niño de 3 a 6 años le bastaría con un carrito de pilas para entretenerse. Pero a los clientes de McLaren que compren el GT Ride-On no les bastará solo con el juguete. El carrito también cuenta con un pequeño sistema de info-entretenimiento que reproduce música desde una USB y cuenta con la opción de ver videos en MP4. No sabemos en qué mundo es muy normal cuando el niño o niña está jugando, se aburre mientras juega y para entretenerse necesita un sistema de entretenimiento en el juguete.

McLaren GT Juguete
A este juguetico solo le falta volar y decir la hora.

Para rematar, pedal de freno cuenta con sus propias luces funcionales. La compañía ofrece una lista de opciones para que veas como sube el valor de la factura, tal como en un McLaren de tamaño real. Con todas las opciones disponibles, el McLaren GT Ride-On es un juguete de 234 euros, algo así como 1.060.000 pesos colombianos. Lo mejor es que lo pida directamente a Papá Noel, porque no creemos que lo encuentre en su «Todo a Mil» más cercano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here