Gran Turismo Mazda RX-Vision GT3

Mazda y Polyphony Digital prometieron a finales del año pasado que veríamos una versión de carreras del prototipo Mazda RX-Vision Concept…y cumplieron. A partir de esta semana los jugadores de Gran Turismo Sport podrán ponerse tras el volante de un sueño hecho realidad virtual, el Mazda RX-Vision GT3. Diseñada para competir en la categoría GT3 del juego, esta versión también sirve para conmemorar con estilo el centenario de Mazda. Y sí, las siglas RX no son una promesa vacía: trae un potentísimo motor rotativo como Ahura Mazda manda.

RX al extremo

Pese a su naturaleza ficticia, el Mazda RX-Vision GT3 está propulsado por un motor bastante realista. Nada de turbinas alimentadas por rayos laser como en otros prototipos de Gran Turismo, estamos hablando de un motor rotativo perfectamente convencional. Y por perfectamente convencional quiero decir que es un potente motor cuatro rotores de 562 caballos de potencia que grita como una deidad furiosa al pasar de las 10.000 RPM. Afortunadamente Gran Turismo Sport mejoró el sonido respecto a sus antecesores y los carros ya no suenan como aspiradoras, júzguelo usted mismo:

La transmisión es una caja secuencial de 6 cambios que envía la potencia a las ruedas traseras, algo perfectamente acorde a la categoría GT3. Todo lo demás, desde la suspensión hasta el interior, es completamente funcional, ajustable y de carreras. Como resultado, el Mazda RX-Vision GT3 pesa apenas 1.250 kilogramos repartidos en una proporción casi perfecta: 48% del peso adelante, 52% atrás. Con semejantes cifras ya se está hablando de que podría convertirse en el carro dominante en la categoría GT3 de Gran Turismo Sport. Y, así no lo fuera, sin duda es uno de los más hermosos…

¿El futuro del motor rotativo?

Al igual que con tantos otros prototipos Vision Gran Turismo, el Mazda RX-Vision GT3 fue realizado con demasiada seriedad como para quedarse ahí. El diseño, como dijimos en diciembre, estuvo a cargo de nadie menos que Ikuo Maeda; el diseñador del prototipo original, del Mazda RX-8 e hijo del diseñador del RX-7, Matasaburo Maeda. Él estuvo a cargo de conjugar el lenguaje de diseño Kodo con los elementos característicos de un carro de carreras y el resultado es sublime, digno de admirar. Queda sin embargo una pregunta en el aire: ¿estará dispuesta Mazda a poner en producción algo medianamente similar?

La respuesta, como siempre, es lamentablemente un incierto tal vez. Mazda ha dado guiños por años a la idea de revivir el motor rotativo, pero esto por ahora solo se ha materializado en usar un motor de este tipo como extensor de autonomía para modelos electrificados. Llevar este prototipo a la realidad, así sea realidad virtual por ahora, representó mucho trabajo y sería un desperdicio que Mazda lo limitara al mundo de los videojuegos. Mientras Mazda escucha nuestras plegarias, el Mazda RX-Vision GT3 está disponible gratis para todos los jugadores del Gran Turismo Sport que descarguen la actualización 1.59.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here