Mercedes-AMG-GT2
- Publicidad -

Mientras todos están ocupados con autos GT3, Mercedes-Benz asciende al siguiente nivel de la competencia. Este es el Mercedes-AMG GT2, la nueva variante de carreras del AMG GT cupé, y que de forma predecible está hecha para las reglas de las categorías GT2 de turismos. No confundir con la actual LM GTE PRO que en el pasado se llamaba GT2, pero ahora vive un peldaño más arriba de los nuevos autos GT2, y por consecuencia GT3 y GT4.

Sé que todo esto suena confuso pero la versión breve es esta: el Mercedes-AMG GT2 está diseñado para equipos privados y pilotos con una cartera abultada. No para competir como tal en Le Mans, ya que esos autos de turismo requieren otro tipo de reglas. ¿Todo claro? Entonces echemos un vistazo al nuevo auto de carreras de Affalterbach.

¡Larga vida al V8!

Aunque en la pista se habla de reducir la huella de carbón, es uno de los pocos sitios donde los motores enormes aún tienen mucho por dar. Por eso es que Mercedes-AMG utiliza un V8 biturbo para mover a su auto GT2, tal y como el AMG GT de calle. Solo que afinado para las competencias, con un cigüeñal plano y una caja secuencial de 6 marchas ubicada en el eje trasero.

Si quiere figuras, este propulsor desarrolla 707 hp y 800 Nm de torque, que pueden ser reducidos por temas de fiabilidad y balance de desempeño. Toda la suspensión es completamente ajustable, el control de tracción tiene varios niveles de ajuste al igual que el ABS, y los frenos de disco son enormes y fabricados de material compuesto. Para que se haga una idea, estos miden 395 mm adelante con seis pistones; y 355 mm atrás con cuatro pistones.

Boca gigante para respirar mejor

Este no es un AMG GT solo con un alerón gigante, a comparación del modelo GT3. Mercedes-AMG se encargó de retocar varios aspectos aerodinámicos y del funcionamiento del vehículo. Como el frente, que fue rediseñado con una parrilla enorme, ductos de aire para los frenos y una entrada de aire en el capó. Aquel V8 necesita toda la ventilación que sea posible para ir al límite.

Mercedes-AMG-GT2
Este alerón es lo que se conoce como una butaca de parque. Apuesto a que se puede sentar allí y merendar con comodidad.

El alerón trasero también es grande y totalmente ajustable, y todos los sistemas del auto vienen con la garantía y pruebas de AMG. La cabina tiene jaula antivuelco, arnés de seis puntos y un volante multifunción con pantalla desarrollado por expertos en simulación de carreras. Al menos se ve más fácil de usar que el del AMG One.

Mercedes-Benz nos dice que este auto “es perfecto para pilotos con poca experiencia”, ya que tiene un andar muy plantado y predecible que permite generar confianza en un novato. Así que si tiene por allí un millón de dólares que le sobre para comprar este auto y crear un equipo, Mercedes-Benz le tiene el auto para que viva su sueño de ser piloto. Eso sí, todos los demás gastos y gasolina van por su cuenta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí