Ford SuperVan 4
- Publicidad -

Si hay algo seguro en la vida, es que de alguna forma Ford va a crear otra SuperVan. No sabemos cuándo, ni cómo, ni dónde, pero de la nada aparecerá, aumentando de forma exponencial su locura y potencia. La cuarta versión de esta Ford Transit extrema llegó justo a tiempo para el Festival de Goodwood de este año, con un cambio muy importante: la integración de motores eléctricos.

Era cuestión de tiempo para que la Ford SuperVan se convirtiera en un monstruo eléctrico, o como Ford lo pone: “llevar a la SuperVan al siglo XXI”. Además, Ford ya no participa en Fórmula 1, por lo que es algo difícil instalar un V6 híbrido en una Ford Transit cualquiera. No más pregúntele a Mercedes-AMG lo fácil que es lograr esa tarea. Eso y que, cuando se tiene una potencia de 2000 PS, las dudas sobre la electricidad se disipan.

La Transit más extrema de la historia

Todo esto es un acto publicitario de Ford, de eso no hay duda. Recientemente la marca presentó un modelo 100% eléctrico de la eterna Transit, y qué mejor publicidad que juntarla con la cuarta Ford SuperVan, para demostrar que la electricidad también es divertida. En forma de auto, no vaya a ser que se crea Nikola Tesla y empiece a jugar con lo que no deba.

Ford comenzó con cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda, conectados entre sí con un sistema y transmisión doble (una por eje) hechos a la medida. Una batería de 50 kWh se encarga de darle el jugo necesario a la Ford SuperVan, para producir aproximadamente 2000 PS, y propulsar a esta monstruosa creación de 0 a 100 km/h en menos de dos segundos. Esta van es capaz de igualar a un Tesla Model S Plaid o Rimac Nevera. Solo piense eso por un instante.

Ford también construyó un chasis tubular preparado para la pista, frenos de disco en acero marca Alcon, suspensión de doble horquilla y una carrocería en fibra de carbón con alerones y pasajes aerodinámicos para crear hasta 500 kg de carga. A fondo, el rango es de apenas 35 km, pero la SuperVan es capaz de recuperar toda su carga en 45 minutos. También hay un freno de mano hidráulico, para esos dulces derrapes que pongan en vergüenza incluso al Mach-E 1400, también creación de Ford.

Cabina de carreras… con entretenimiento

Su interior es lo que se espera de un auto de carreras, a excepción de un detalle. Ford instaló en la SuperVan el sistema de entretenimiento SYNC 4 de 15.5” que posee un Mustang Mach-E. Así que la SuperVan tiene acceso a entretenimiento y conectividad con un Smartphone, acceso a internet y lo más importante: modos de manejo.

Dentro de estos ajustes reside un modo exclusivamente para quemar llanta, denominado “limpieza de llantas”. Supongo que Ford se refiere a limpiar los rines hasta que no quede nada de caucho. En el futuro Ford también agregará un modo rally y drift para la SuperVan, perfecto para todo tipo de eventos y demostraciones. Para Goodwood, el actual poseedor del récord de Hillclimb, Romain Dumas, será el encargado de demostrar las capacidades de esta van eléctrica extrema.

Cuarteto de Transit

No podemos irnos sin recordar brevemente la historia de la Ford SuperVan. La idea nació en los años setenta cuando algún trabajador de la marca decidió tomar el chasis de un Ford GT40, por ese entonces bastante exitoso en Le Mans, y poner encima la carrocería de una Transit. Es tan loco e impráctico como se lo imagina.

La segunda SuperVan apareció en 1984, utilizando el motor de un Ford C100 del Grupo C y una carrocería en fibra de vidrio. Diez años después, Ford subió la apuesta instalando un motor Cosworth F1 en la parte trasera de una Transit de la época. Después de ver a su cuarta versión con motores eléctricos, esperamos que la quinta SuperVan tenga propulsión a chorro o un reactor nuclear.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí