Honda NSX 640.000 Kilómetros
- Publicidad -

De seguro usted ha visto como los autos con muy poco kilometraje se venden por precios astronómicos. Particularmente si son autos exóticos, deportivos o de producción muy limitada. No es raro ver personas que deciden poner la menor cantidad de kilómetros posibles en el odómetro de su auto para atesorarlo. Sea porque quieren coleccionarlo, o porque temen dañarlo, muchos autos especiales terminan guardados sin poder salir a rodar, como merecen. Muchos, excepto este deportivo. Porque alguien aprovechó su auto para disfrutarlo y manejarlo a todos lados sin importar su rareza. Este es un Honda NSX cuyo dueño ya lleva 640.000 kilómetros acumulados, y contando.

En particular, este es un Honda (o Acura) NSX de primera generación, propiedad del usuario de Instagram @lonewolfdrifter, o Sean, como aparece en su perfil. Sean adquirió el NSX hace 17 años, y para él, “es el mejor auto enfocado a la conducción que puede ser utilizado a diario”; y en su opinión el “mejor auto jamás construido”. Ayrton Senna estaría orgulloso. Y pensar que ahora estos NSX fácilmente se venden por una fortuna.

Hecho para ser rápido y eterno

Honda NSX 640.000 kilómetros
400 mil millas, o 640 mil kilómetros sin señales de fatiga. De verdad, los autos ya no los fabrican como antes. Imágenes de @lonewolfdrifter y @acuraconnected

La pregunta del millón es ¿cómo termina un Honda NSX acumulando 640.000 kilómetros? Y seguramente alguien dirá “ese Honda debe ir en su segundo o tercer motor”. Permítame sorprenderlo y asegurar que no, este NSX aún conserva su motor original. Sean, como ya le mencioné, adquirió el NSX modelo 92 hace 17 años. En ese entonces, el auto ya registraba 70 mil millas, o 112.654 km, una figura algo alta, pero nada del otro mundo. Desde ahí el hombre utiliza su NSX a diario, para ir al trabajo, viajar, hacer diligencias, en fin. Todas las cosas para las cuales alguien utiliza un carro. Y en el caso de Sean, viajes es lo que ha visto el NSX.

En conversación con The Drive, Sean aclara que la transmisión, debido a un defecto de fábrica, fue reemplazada antes de los 200 mil kilómetros, ocupando su lugar una proveniente de un NSX-R. La suspensión también fue actualizada de forma reciente, pero el motor jamás ha tenido que ser desmontado para arreglos mayores. Sólo mantenimiento religioso cada 24.000 km, y una que otra modificación cosmética es todo lo que necesita el NSX.

En su publicación de Instagram donde comparte los 640.000 km, Sean expresa que va firme hacia la marca de los 800.000; y que si Acura (u Honda) desean, por el logro, tomar el NSX y darle una refrescada, como algunos fabricantes que seleccionan autos especiales para restaurarlos y mantenerlos al 100%. Curiosamente alguien en los comentarios del artículo de The Drive comparte que su NSX 1991 tiene 713.000 km. Honda realmente sabe cómo construir sus autos para que duren una eternidad.   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here