Ford Bronco Riptide
- Publicidad -

Ford sigue antojándonos con más prototipos, conceptos y posibilidades de su nuevo todoterreno. Hoy es tiempo de conocer al Ford Bronco Riptide, lo que puede describirse como un todoterreno para la playa o un buggy con muchos esteroides. Como es habitual, todo lo que se ve en este modelo es posible comprarlo en el concesionario, así que poco a poco nos quedamos sin peros para comprar uno.

¿Alguien dijo paseo a la playa?

La versatilidad del Ford Bronco sigue poniéndose a prueba con el Riptide. Mientras los otros prototipos como el OG Concept o los que se colaron en el MOAB Safari de Jeep tienen más funciones y artefactos que una navaja suiza, el Riptide es la representación de la simpleza. Para empezar, no tiene puertas ni techo, sino que las reemplaza por unas puertas tubulares y una capota Bimini de malla. Esto deja que el sol entre por todas partes, al igual que el viento.

Para evitar que el interior se desgaste antes de tiempo, los asientos están forrados con vinilo de grado marino. Además, el suelo está forrado con goma para poder lavarlo con manguera. El tablero y los demás componentes eléctricos van a necesitar de un poco de cuidado adicional, pero de fábrica vienen diseñados para ser resistentes. Junto con la pintura Velocity Blue, este Ford Bronco Riptide tiene un estilo playero que le sienta bastante bien.

Un todoterreno costero

Como es habitual, el Ford Bronco Riptide está basado sobre la versión de 4 puertas con paquete Sasquatch. Por eso cuenta con llantas de 35 pulgadas para barro en ruedas de 17 pulgadas con seguros de neumático beadlock. Los ejes delantero y trasero tienen diferenciales Dana AdvanTEK y son bloqueables electrónicamente. Además, los amortiguadores Bilstein de largo recorrido son sensibles a la posición. Con todo esto no hay forma de que se hunda en la arena; más le vale que así sea, porque no cuenta con cabrestante en el frente. Aunque en la playa casi no hay lugar donde anclarlo.

Para completar, este Ford Bronco Riptide trae un portabicicletas Yakima que puede cargar tablas de surf, una barra de luces en el techo y un par de luces todoterreno montadas en los espejos. Así pues, equipo no le falta y aun así no parece que esté tan cargada de cosas como otros prototipos de esta camioneta. Todo lo mencionado se puede comprar en el concesionario junto con la camioneta e incluirlo en el mismo plan de financiación. Si cree que algo le falta lo puede incluir, de todas formas, hay que sacarle provecho a ese diseño modular

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí