Dodge Challenger Drag Pak

Esta semana el grupo Fiat Chrysler decidió botar la casa por la ventana. Al tan esperado lanzamiento del Jeep Wagoneer y el Wrangler 4xE se suma una edición del Challenger diseñada para arrasar las pistas de cuarto de milla. Y cuando digo arrasar, no lo digo a la ligera: el nuevo Dodge Challenger Drag Pak recorre los 402 metros en alrededor de siete segundos, dos menos que el famosísimo Challenger Demon. Leyó bien: este nuevo modelo es capaz de humillar al Challenger más potente de la historia en un pique.

Una ganga, ¡en serio!

No será barato y cabe aclarar que el Challenger Drag Pak no será legal para las vía públicas. Sin embargo, no todos los días se ve un carro que viene listo del concesionario para hacer tiempos de siete segundos en el cuarto de milla. Su costo de US$143.485 dólares es considerablemente superior al de un Challenger SRT Super Stock, pero, pensándolo bien, es toda una ganga. Vealo así: construir de ceros un vehículo modificado para alcanzar tiempos de siete segundos no es nada barato. No solo se requieren partes costosas y mucho trabajo artesanal, también hay que considerar el tiempo que demora construir y desarrollar un proyecto así.

Y es que, si se fija, el Dodge Challenger Drag Pak trae todo lo que uno esperaría en un carro para piques de alto nivel. Paracaídas, tablero de instrumentos digital, celda de combustible, arneses, timón desmontable, llantas delanteras delgaditas y unas enormes llantas slick atrás. La suspensión trasera de cuatro brazos es exclusiva a este modelo, al igual que una cuna delantera rediseñada con soportes de motor solidos. El chasís está complementado por amortiguadores Bilstein completamente ajustables en compresión y extensión. Ah, ¿y mencioné la jaula antivuelco que envuelve al piloto y está certificada por la NHRA para correr en categorías de hasta 7,5 segundos?

A la antigua

Adentro encontramos, además de la ya mencionada jaula, un tablero de instrumentos con tres relojes análogos Auto Meter. Y, donde normalmente iría el sistema de entretenimiento, Dodge instaló un display digital que permite configurar parámetros de la computadora inyección marca Holley. Curiosamente, el motor de esta versión Drag Pak es más pequeño que el usado por el Challenger Demon. Mientras que el Demon trae un V8 de 6.200 cc, esta versión trae un motor de apenas 5.800 cc. No hay cifras oficiales sobre la potencia, pero creo que la promesa de tiempos en el rango de los siete segundos es suficiente.

Sin embargo, el Challenger Drag Pak trae un supercargador de mayor capacidad refrigerado por un sistema de enfriamiento todavía más robusto. Y no solo eso, también trae una caja automática TH400 de tres velocidades y actuación manual, como en los carros de piques de verdad verdad. De ahí el secreto para alcanzar esos tiempos tan bajos: Dodge aplicó trucos clásicos de las carreras a una plataforma moderna. Esta misma plataforma, dicho sea de paso, se llevó el titulo en la categoría NHRA Factory Stock Showdown en 2018. Se fabricarán solo 50 unidades y las entregas empezarán en el primer trimestre de 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here