Porsche Taycan récord

Terminar un año tan difícil con un récord bajo la manga es una satisfacción a la que le están apostando varios fabricantes. Ya vimos la novela completa del SSC Tuatara y el doblete de Mercedes con el sedán de lujo y el auto de producción más rápidos en Nürburgring. Porsche no quería quedarse sin festejar y registró un nuevo y peculiar récord con el primer vehículo eléctrico de su catálogo, el Taycan. ¿El título? Derrape más largo realizado por un vehículo cero emisiones.

Certificado desde diferentes ángulos

La hazaña se realizó en la Porsche Experience Central en Hockenheimring, Alemania. Detrás del volante estaba Dennis Retera, un instructor de conducción de Porsche en Alemania, y el vehículo elegido fue la versión tracción trasera del Taycan ofrecida únicamente para China. Reterá derrapó en el skidpad de 200 metros durante unos 55 minutos a una velocidad promedio de 46 km/h, recorriendo un total de 42,171 km y alcanzando a realizar 210 vueltas. Cifras suficientes para que el Taycan reclamara otro reconocimiento a la larga lista de que ha recibido en tan pocos años de vida.

Los oficiales de Guinness World Records certificaron los resultados de diferentes formas. El vehículo fue seguido por varios sistemas de GPS y sensores de velocidad dentro del vehículo. Denise Ritzmann, campeona europea de drift en 2018 y 2019, garantizó que el Taycan se mantuviera derrapando: “Se puede ver de un vistazo si las ruedas delanteras apuntan en una dirección diferente a la curva. Mientras este sea el caso, el auto va derrapando”. Finalmente, el récord al derrape más largo del Porsche Taycan quedó registrado en video por varias cámaras que lo siguieron de cerca.

En busca del récord total 

El Taycan ha demostrado en varias ocasiones sus cualidades, así que es posible pensar que Porsche irá por el récord absoluto en derrape. Este peculiar registro le pertenece a BMW con un M5 F90 que, a manos de Johan Schwartz, derrapó durante ocho horas y recorrió 374,1 km. El récord fue tan increíble que durante ese tiempo necesitó nada máenos que cinco recargas de combustible, tare que requerío a un segundo BMW derrapando a su lado. Probablemente el Porsche paró por desabastecimiento de su batería, pero apostamos a que en Stuttgart probablemente ya estará pensandon en cómo derrapar con el cargador conectado a la energía e ir por el récord total. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here