Ferrari 812 Competizione

¿Cómo se puede mejorar un Ferrari que ya tiene el nombre de Superfast? Parece una pregunta filosófica, pero los de Maranello se lo tomaron muy en serio y por eso crearon al Ferrari 812 Competizione y su versión A de aperta. Este par de superautos GT fueron desarrollados por el nuevo Departamento de Actividades Deportivas GT de Ferrari, cuyas oficinas están justo al lado de la pista de Fiorano. Cuando se creía que no se podía mejorar un Ferrari más aún, llega este departamento para demostrar lo contrario. Eso sin contar a Mansory, por su puesto.

Un motor de ensueño

El Ferrari 812 Competizione se gana su ostentoso nombre gracias a su estruendoso motor. Se trata de un V12 a 65 grados de 6,5 litros que genera 819 HP y 692 Nm de torque. Sí, es menos torque que el Superfast que genera 719 Nm, pero las mejoras hacen que necesite menos torque para entregar el mismo rendimiento deportivo. Estructuralmente es igual al que usa el Superfast, pero tiene varios cambios que lo suben de nivel de manera ostensible. Por ejemplo, el cigüeñal está mejor balanceado, los pistones tienen pasadores recubiertos de DLC y las bielas ahora son de titanio. Las culatas y las levas también están modificadas y junto con la admisión de aire para mejorar la combustión notablemente. Gracias a todo esto, este V12 puede revolucionar hasta las 9.500 rpm.

La transmisión sigue siendo la automática de doble embrague con 7 velocidades. Aunque la caja conserva el escalamiento, la unidad de control se modificó para hacer los cambios más rápido y poder operar con las rpm adicionales. Además, se instaló un escape mejorado con un filtro GPF y un par de resonadores para mejorar el sonido. Uno de estos resonadores está en la admisión, así que el sonido del Ferrari 812 Competizione no viene solo del escape, también del funcionamiento del motor.

Rendimiento de competición

Para que el Ferrari 812 fuera merecedor del apellido Competizione también había que mejorar la dinámica y el manejo. Por eso dispone de la dirección a las 4 ruedas con gestión independiente. Esto quiere decir que las ruedas traseras pueden girar en ángulos diferentes gestionados por el computador a bordo. Con esto, el 812 es muy manejable, ya que todas las ruedas giran en el ángulo preciso al tomar una curva.

Esto trabaja junto con el SSC, un conjunto de controles dinámicos que incluye el diferencial electrónico, la suspensión magnética, el control de tracción mejorado, etc. Otra mejora dinámica es que pesa 38 kilos menos que el 812 Superfast, fijando la báscula en 1.487 kilos. La disminución de peso es destacable si tenemos en cuenta que casi todo ya estaba hecho de fibra de carbono. Para rematar, este superdeportivo viene con unas llantas Michelin Cup2R en ruedas de 20 pulgadas; tanto los neumáticos como los rines son especiales de este modelo y más ligeros.

La sorpresa del Aperta

Usualmente, cuando un deportivo se hace descapotable pierde la rigidez que le da el techo. Sin embargo, Ferrari pensó en eso y por eso el 812 Competizione A cuenta con refuerzos en el chasis para mantener la rigidez. Además, los contrafuertes son más bajos que en el modelo coupé y las barras antivuelco se integran con el techo cuando está puesto. Los refuerzos y el techo aumentan el peso del descapotable, pero Ferrari no ha dicho cuánto exactamente. Y así, damas y caballeros, es como se hace más rápido un GT que lleva como nombre Superfast.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here