Colección-autos-Andrew-Tate
- Publicidad -

Dicen que las cosas caen por su propio peso, y en el caso de Andrew Tate sí que se colapsaron y con creces. Si usted no sabe quién es ese sujeto, lo felicito porque no tuvo que lidiar con las estupideces y ridiculeces que ese “influencer” escupe por la boca. Lo de Bad Bunny lanzando un celular de un fan no es nada en comparación. Lo bueno es que la justicia divina (y policiaca) cayó “con toda” sobre Andrew Tate, que luego de su arresto ve como su colección de autos fuera incautada por las autoridades.

Puede que sea escasa, pero esa justicia divina a aún existe y esto es prueba suficiente. La noticia la confirmaron medios rumanos, luego de que Tate diera a conocer su ubicación después de su “pelea de Twitter” con Greta Thunberg, hecho que terminó en el arresto de Tate y su hermano por tráfico de personas y explotación sexual. La señorita Thunberg no es muy amiga de las máquinas que queman dinosaurios, pero en esta ocasión la comunidad petrolhead puede simpatizar con ella.

Víctima de su propio orgullo

Así va la cosa: en una de las fotos donde Tate “sacó pecho” ante la activista sueca se notó una caja de pizza. Esta pertenecía a una conocida cadena rumana, lo que permitió a la policía irrumpir en su mansión de Bucarest y arrestar a los hermanos Tate. Todo esto ocurrió antes de finalizar el año y los internautas se regocijaron ante la justicia que enfrentaría aquel influencer.

Como es común en un caso criminal como este, la policía procedió a incautar todos los bienes de los hermanos. Ello incluye sus mansiones y por supuesto la opulenta colección de autos que tanto le gustaba a Andrew Tate alardear en redes. Es más, precisamente esa fue la razón de su captura, luego de provocar a Greta (que por cierto es una adolescente) diciendo que sus autos contaminan tanto y a él no le importa.

¿Y dónde están esos 33 autos?

Capturas-de-pantalla-Twitter
Parte de la colección de Tate, y fuera de cuadro se alcanza a apreciar un BMW Serie 8, el Bugatti Chiron y un Aston Martin DB9.

¿Qué tan sustancial era la colección de autos de Andrew Tate? Bueno, las autoridades dicen que cuesta unos 5 millones de euros, aproximadamente. Entre los vehículos incautados se encuentra un Bugatti Chiron (ni idea por qué Bugatti le vendió un auto a semejante personaje), un Rolls-Royce Dawn, dos Ferrari 812 Competizione y un Porsche 911. Evidentemente el más caro de ellos es el Chiron, pero el valor de todos estos autos al menos ronda las seis cifras (en euros). Esperamos que todos estos se subasten con causas benéficas, muy lejos de Tate y su comitiva.

Con eso dicho, según Andrew Tate su colección amasa 33 autos, así que ni idea si todos esos cayeron en manos de la policía rumana. En videos del hombre se aprecian otros autos como Mercedes-Benz Clase S tuneados por Brabus, McLarens y un Lamborghini Huracán. Claro que Tate es alguien que dice muchas cosas y es mejor no prestarle atención, y si puede evitarlo mejor ni mire sus redes sociales. Está advertido, no nos hacemos responsables por casos de pena ajena o cáncer visual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí