Hyundai Sonata N Line

De Hyundai se puede decir cualquier cosa, menos que sus diseños son aburridos. Si no nos cree, vea al nuevo Hyundai Sonata N Line. Este sedán coreano ahora recibe un tratamiento que sube su rendimiento y también le da una apariencia más radical. Esta submarca deportiva de Hyundai está cogiendo fuerza y ya ha llegado a modelos como el Elantra. Por lo visto, quiere competir con marcas como BMW y sus modelos M. Algo que no es raro si tenemos en cuenta quién trabaja allí desde hace tiempo.

Una apariencia más atrevida

Para empezar, hay que decir que el diseño del Hyundai Sonata no pasa desapercibido y en su versión N Line menos. La marca coreana ha innovado de manera arriesgada con la filosofía de diseño Sensuous Sportiness. Elementos como la parrilla, la forma de las luces y las entradas de aire más grandes le dan un gesto bastante particular. Las luces diurnas llaman la atención por su forma de entrar en el capó y desvanecerse mientras se adentran en él.

A los lados destacan los faldones exclusivos de esta versión N Line pintados en negro o del color de la carrocería. Si bien son bastante discretos a la vista, ayudan a acentuar esa imagen deportiva. Las ruedas siguen siendo de 19 pulgadas y cuentan con un diseño especial para este modelo. En la parte de atrás llama la atención el sistema de escape de cuatro salidas que no está integrado al parachoques, sino que está debajo de él. No podían faltar los emblemas distribuidos en varias partes de la carrocería y del interior.

Pero ¿y la mecánica?

Lo extraño de este caso es Hyundai no ha mencionado nada sobre las características mecánicas del Sonata N Line. Algo raro si tenemos en cuenta que este es el punto fuerte de una versión deportiva de estas características. Sin embargo, varios medios ya tuvieron acceso a un prototipo de este modelo. Al parecer, el Sonata N Line cuenta con un motor de 2,5 litros, 4 cilindros turboalimentado que puede generar alrededor de 290 HP y 420 Nm de torque. También se habla de una caja de 8 velocidades automática de doble embrague con Launch Control.

Sin muchos detalles sobre el Hyundai Sonata N Line, se sabe que tendrá una suspensión ajustable que baja la carrocería alrededor de 5 milímetros respecto al Sonata normal. Los frenos también son especiales, más grandes que en el modelo estándar, pero tampoco hay más detalles sobre eso. Todo esto se parece mucho a la forma en la que BMW hace las cosas con sus modelos M. Y no es para menos, ya que en encargado de la submarca N Line es Albert Biermann, antiguo jefe de la división M de BMW. En ese orden de ideas, podremos esperar más modelos de este tipo, como una próxima Tucson N Line.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here