Mercedes-Benz EQS

Mercedes-Benz acaba de gritar ¡háganse a un lado! a Audi, Tesla y Lucid al presentar al nuevo EQS. Tal como lo pueden ver, se trata de la nueva berlina eléctrica que aglomera el lujo y la tecnología en toda su expresión. Su superioridad no se ve en la potencia o en la aceleración, aunque estos números no decepcionan. El EQS llega para establecer un nuevo estándar en lo que a tecnología y confort se refiere. Es justo lo mismo que pasó con el Clase S, pero llevado un paso más allá. Lastimosamente no vamos a poder mencionar todas esas características porque el artículo no puede ser tan largo, pero sí nombraremos las más innovadoras a nuestro punto de vista.

El EQS de MErcedes-Benz

El Mercedes-Benz EQS se construyó usando la filosofía de diseño Sensual Purity, algo que se nota a simple vista. Al ser un sedán de gran tamaño (con más de 5,2 metros de largo) puede tener un techo en caída de tipo fastback sin comprometer el espacio interior. Al frente, se puede lograr una forma muy redondeada y suave ya que no necesita de una parrilla. En su lugar usa un panel de color negro perfectamente integrado a la carrocería. Gracias a todo esto puede lograr un coeficiente de arrastre de 0.20, convirtiéndolo automáticamente en el auto más aerodinámicamente eficiente del mundo.

Potencia de lujo

Bajo el capó (o el piso) el Mercedes-Benz EQS cuenta con una batería de nueva generación con una capacidad de 107,8 kWh. Esta batería está disponible en ambos modelos del EQS: el 450+ y el 580 4MATIC. El EQS 450+ dispone de un motor eléctrico en el eje trasero que produce 328 HP y 568 Nm de torque.

El modelo más potente es el 580, pues los 2 motores puestos en ambos ejes producen un total de 516 HP y 855 Nm. Esto le permite llegar a 100 km/h en tan solo 4,3 segundos. En este punto, el Porsche Taycan es más rápido, pero solo por ahora, ya que Mercedes está planeando un EQS con más de 750 HP que bajará el tiempo de aceleración notablemente. Por cierto, la autonomía está estimada en unos 770 km.

Gadgets para no aburrirse nunca

Hace poco ya tuvimos un vistazo del interior del Mercedes-Benz EQS, pero no nos habían dicho todos los detalles. Al elegir el sistema MBUX con la Hyperscreen, se obtiene una superficie de pantallas con un total de 42.3 pulgadas. Las del conductor y pasajero son de 12,3 pulgadas, mientras que la central es de 17,7. Todas están programadas para que no haya que acceder a ninguna función importante a través de un menú, por lo que todo lo elemental está al alcance de máximo 3 toques.

Para lograrlo no solo fueron creativos con la disposición de los comandos y las opciones, sino que incluyeron más de 300 sensores de todo tipo. Dichos sensores pueden detectar que pantalla están viendo los pasajeros, en qué idioma están hablando y que quieren hacer al monitorear lo que dicen y lo que ven. Con estos datos, el MBUX hace una selección organizada de opciones para que estén a la mano cuando el conductor lo requiera, sin tener que buscar los submenús.

Mercedes-Benz EQS
Así es como se ve la cabina del futuro.

En este caso, el único contra de toda esta tecnología es que hay funciones que no están incluidas con el Mercedes-Benz EQS, aunque tenga el hardware para soportarlo. Aunque no se han especificado cuáles, Mercedes implementará las actualizaciones periódicas con funciones que se pueden comprar después. Esto es similar a lo que pasó con la última actualización del Porsche Taycan, en el que ofrecían paquetes de asistencia a la conducción por un precio adicional. Aunque el auto ya tenga instalada la tecnología para utilizarla, hay que pagar para activarlas. Por el momento no se han anunciado los precios oficiales; quien pueda costear un EQS, seguro puede pagar por estos servicios adicionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here