Subaru Outback Wilderness

Subaru es una de esas marcas que trabaja en silencio antes de sacar algún producto sorprendente. La nueva Subaru Outback Wilderness es el ejemplo perfecto de esto, ya que se trata de un todoterreno muy capaz construido sobre un auto familiar. El Outback estándar ya de por sí tenía la tecnología necesaria para enfrentarse a caminos difíciles, solo le faltaba unos retoques para superarlos con más comodidad. Por cierto, la denominación Wilderness comenzará a ser común en Subaru, ya que confirmaron que lanzarán más modelos modificados con este apellido.

Para devorar kilómetros dentro y fuera de la carretera

Para poder superar las trochas más difíciles, Subaru dotó a la Outback Wilderness con un traje más rudo y detalles en amarillo en los puntos de anclaje. Toda la parte inferior de la carrocería está cubierta por plásticos protectores negros con un diseño bastante robusto. En el frente se integraron unas luces exploradoras de gran tamaño y la parrilla no tiene la barra cromada del modelo normal. Los protectores de las ruedas son más gruesos, al igual que el parachoques trasero y las barras de techo, que destacan por esos apliques amarillos.

La imagen aventurera de la Subaru Outback Wilderness se completa con las llantas gruesas para todo terreno. Estas llantas son unas Yokohama Geolandar montadas en ruedas de 17 pulgadas de color negro mate. Para complementar, la altura al piso aumentó gracias al aumento de recorrido de la suspensión. Esta mejora deja un despeje al suelo de 241 mm y un ángulo ventral de 21,2°, algo delicado en vehículos largos como este. En comparación, la Toyota RAV4 TRD tiene una altura al piso de 195 mm y no se sabe qué ángulo ventral tiene.

Una afinación mecánica

La Subaru Outback Wilderness usa el motor bóxer de 2.4 litros turboalimentado que genera 260 HP y 375 Nm de torque. Este motor no es nuevo y tampoco está modificado para esta versión. Lo que sí está arreglado es la transmisión, pues la relación final de la CVT es más corta en las ruedas delanteras para poner más torque en el piso. Lo mismo pasó en el diferencial trasero, pues se acortó la relación hasta 4,44: 1. El sistema X-Mode agrega los modos de nieve, nieve profunda, lodo y suciedad para sacarle el máximo provecho a las modificaciones mecánicas.

Finalmente, el interior también recibe unos apliques amarillos para completar el estilo de la Subaru Outback Wilderness. Los asientos están forrados con un material repelente al agua llamado Subaru StarTex, porque lo más seguro es que los dueños lleguen sucios y mojados a esta camioneta en pleno paseo por las montañas. Además, el baúl está protegido con una bandeja impermeable. Por todo lo demás, sigue siendo una camioneta familiar completa, solo que ahora puede llevar a la familia a la cima de la montaña y no solo al estacionamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here