Porsche 911 Safari

Hace unos meses el lente de nuestros fotógrafos espía captó un Porsche 911 Safari con una inusual configuración; esta poseía ruedas más anchas y una suspensión alta, dándole la apariencia de un 4×4.

De inmediato nos hizo recordar al Porsche 911 SC y 953 de los setenta y ochenta, preparado especialmente para competencias de rally como el Dakar. Los esfuerzos de la marca los llevarían a conseguir el primer lugar en 1985. Posteriormente Porsche diseñaría el 959, un supercar creado para liderar el esfuerzo de la marca alemana en las competencias de rally.

Pero esta vez el “nuevo Safari” fue captado muy lejos de una soleada tarde en el trazado de Nürburgring. Esta vez la nieve fue testigo de esta prueba inédita, capturada en esta galería de fotografías espía en donde el 911 se le vio divirtiéndose en medio de los bosques helados del norte de Europa.

Porsche ilusiona a sus fanáticos

Hacia el año 2012 Porsche desarrolló una versión prototipo, la cual se presentó al público sólo hasta el año pasado. Esta tuvo como objetivo experimentar con la plataforma del Porsche 991. El modelo recibió el nombre de Vision Safari, y se adornó con los colores de Martini, legendario patrocinador de los autos de carreras de la marca.

Gracias a este prototipo y al 911 SC los fanaticos bautizaron a este Porsche como el Safari. Y puesto que la marca se ve determinada a mostrarlo sin ningún camuflaje rodando en asfalto y nieve, nos lleva a pensar que una versión 4×4 o crossover del modelo más longevo de la marca es ya una realidad.

El 911 se alista para el Safari

A diferencia del prototipo visto en octubre de 2020, esta versión se ve más refinada y con un look que parece listo para ser puesto en producción. Los arcos de las ruedas han sido integrados a la carrocería y ahora poseen el mismo color del vehículo; los cauchos que calza el Porsche 911 Safari han incrementado su tamaño y ancho, listos para afrontar todo tipo de terreno.  

Además de estos cambios, el modelo visto en las gélidas carreteras al norte de Suecia cuenta con parachoques delanteros y traseros con un diseño más elevado; esto con el fin de mejorar el ángulo de ataque del vehículo en condiciones offroad.

Todo parece apuntar que el modelo final de producción tomará como base las características del 911 4S, que cuenta ya con tracción en las 4 ruedas. En cuanto a motorización, lo más probable es que el motor seis cilindros boxer de 3.0L sea el encargado de impulsar al Safari. Esta planta motriz desarrollaría 444 caballos de potencia y 530 Nm de torque.

¿Un modelo conmemorativo o un serio candidato a 4×4 del año?

Sin duda los ingenieros de Porsche van muy en serio con la producción del 911 Safari. Sin embargo, tanto usted como yo nos preguntamos: ¿Es sólo una versión limitada o un modelo que se proyecta a futuro?

Al ver que en Porsche no tiene pudor alguno en mostrar el auto sin camuflaje, pareciera indicar que están apostando a un modelo insignia del 911 en los años próximos. El Safari se uniría a versiones especiales como el GT2 RS, el GT3 o el 911 Targa.

O por el contrario, Porsche está jugando con nosotros y todo esto es sólo un acto publicitario para lanzar un vehículo de producción muy limitada, como el Porsche 935. Este fue una versión conmemorativa que rendía tributo a los 935/78 que compitieron en carreras de resistencia; y que se entregó «solamente» a 77 fanáticos de la marca.

Sólo nos queda contener nuestras ganas y esperar a que la marca anuncie de manera oficial los planes para el Porsche 911 Safari. Por el momento, lo más cercano a una interpretación moderna del 911 SC es el Singer ACS 911 Safari. De este último solo existe una unidad para un afortunado cliente que desea competir con el vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here