Dentro de los vehículos más esperados en las subastas de Pebble Beach, se encontraba el “Porsche” Type 64 de 1939. Donde toda la atención estaba sobre él, pero por errores humanos, la subasta no se pudo llevar a cabo al llegar a un precio de 70 millones de dólares.

Un 0 suma más que un 1

Si bien es sabido que errar es de humanos, muchas veces, en los negocios eso ya pasa de error a embarrada. De acuerdo a lo que se tenía pensado, este carro podría llegar a pujas hasta de 20 millones de dólares.

No fue así, la base comenzó en 30 millones, lo cual sorprendió a más de uno; pero aún así, muchos compradores comenzaron a lanzar precios hasta llegar a la cifra de 70 millones de dólares. Pasó a ser el coche más costoso en una subasta, sobrepasando por mucho dinero al Ferrari 250 GTO que se vendió en 48,4 millones.

Qué sucedió realmente

La subasta comenzó en 13 millones de dólares, confundiendo 13 (thirteen) con 30 (thirty) y 17 millones que sería la puja final, es decir 17 (seventeen) con 70 (seventy). Todo esto se debió a la amplificación del sonido y al ruido en la sala.

Todo esto resultó en que el “Porsche” Type 64, no se vendió ya que nadie quiso el carro. Por eso hay que hablar claro, vocalizar al momento de negociar, no sea que se caiga la venta por errores sordos.

Hitler era todo un loquillo

La historia de este carro se remonta a los años 30, donde Ferdinand Porsche estaba a la orden del Führer Adolf Hitler para la fabricación de vehículos como el KdF (futuro escarabajo, el primer Auto Union y tanques Tiger y Elefant.

En 1938 sobre la base del KdF, se hicieron tres prototipos, los cuales funcionarían para la carrera Berlín – Roma, imitando el concepto de la Mille Miglia. Pero esto nunca se llevó a cabo debido a la guerra. Al final solamente sobrevivió uno hasta el 2019.

El Type 64 fue el precursor del 356, el primer Porsche que se conoce y de donde la marca como tal, tomó el nombre “Porsche”.

©Porsche

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here