Ford GT Accidente
- Publicidad -

En el mundo automotor hay un dicho, y es que el dinero no compra el talento al volante. Y eso incluye a los que pagan millones en una escuela de manejo y quedan en las mismas. Desafortunadamente, la consecuencia de esto es el denominado “pay driver” que plaga tantas categorías; o en este caso en específico, la destrucción de un auto exótico o clásico. Este Ford GT pagó el precio más alto luego de un accidente en donde su dueño inexperto chocó el vehículo contra una palmera, en un barrio residencial de Boca Ratón, Florida.

Así es, “Florida Man” ataca de nuevo. Si se pregunta por qué Florida es un sitio tan loco, es por el calor y los caimanes. Y porque la policía está obligada a divulgar los detalles de cada arresto o caso, por eso ve tantos titulares que inician con Florida Man. Menos mal nadie de Florida correrá en el GP de Miami. Según los detalles del accidente, este Ford GT era una edición limitada que su propietario, Robert J. Guarini, había adquirido hace poco en una subasta. Según el reporte de la policía, Guarini no posee mucha experiencia operando un auto con transmisión manual.

Detalles sospechosos

¿Exactamente qué pasó con este Ford GT? Las teorías preliminares, luego de que alguien compartiera fotos del accidente en Facebook, es la típica situación de alguien operando un auto con mucho poder. Una acelerada en falso y las llantas traseras dicen adiós. Sin embargo, el dueño salió a defenderse y dio sus declaraciones a la policía y a nuestros colegas de Road&Track. De acuerdo a Guarini, quien dice transitar a tan sólo 56 km/h en el momento del choque, los neumáticos del Ford GT estaban muy desgastados, y la vía estaba resbaladiza.

Guarini también asegura que todo ocurrió cuando intentó bajar de segunda a primera marcha, momento en el que perdió el control. La policía agrega que el hombre no era familiar con la operación de un vehículo de transmisión manual, lo que agravó el caso. No solo eso, sino que el implicado huyó del sitio porque “había olvidado su teléfono”. Este reporte también sugiere que Guarini tenía su licencia de conducción suspendida, y que el Ford GT no se encontraba asegurado. El hombre desmintió ambos, declarando que el estado de la licencia se debe a un error y que el auto está protegido por una póliza especial. No lo sé Rick…

GT de colección

Ford GT Accidente 3
Así se veía esta edición final del primer Ford GT. Hasta que cayó en las manos equivocadas.

Una inspección de cerca al Ford GT involucrado en el accidente revela que corresponde a un modelo Heritage Edition de 2006, limitado a 346 unidades todas con el diseño clásico de Gulf. El auto fue adquirido por Robert Guarini en una subasta de Barrett-Jackson el mes pasado, por la astronómica cifra de 704.000 dólares. Uno pensaría que alguien con esa cantidad de dinero tiene su licencia en orden, dinero para cambiar las “llantas gastadas” del Ford GT y como pedir una grúa si el auto necesitaba neumáticos y otras cosas.

Con esos detalles sobre la mesa, es difícil creer que el causante de todo esto se resuma en “no sé operar una caja manual”. Algo más sucedió allí, quizá el hombre intentó impresionar a alguien, o creyó que su súper auto lo hacía invencible, y no supo controlarlo. El frente de este bello Ford GT quedó destrozado, y sus airbags detonaron, así que repararlo y reemplazarlo no será nada fácil. Si no es que termina como pérdida total. Una F en el chat, por este pobre soldado caído, víctima de la inexperiencia y terquedad de un hombre de Florida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí