Mercedes-Benz-EQ-suscripción
- Publicidad -

¡No Mercedes, así no! Prepare su mente, porque lo que propone la marca germana es controversial y ni siquiera se lo he contado. La idea va así: Mercedes-Benz le daría más potencia de los modelos EQ, a través de una suscripción anual que desbloquearía el poder escondido de estos vehículos. 

Si no sabe por qué esto es una terrible idea, es por la sensación de recibir un auto incompleto de la marca. Mercedes-Benz ofrece bastantes variantes de los modelos EQ (con o sin poder AMG), y en pocas palabras esta suscripción sugiere que la marca “bloquea” la potencia real de estos modelos al público. No es raro que una marca subestime los números de sus modelos, pero limitar su potencia para luego vender otro servicio es controversial, por ponerlo en palabras ligeras.

Idea controversial

Así aparece la idea en el sitio web de Mercedes-Benz.

El servicio de suscripción se conoce como Acceleration Increase, y estará disponible primero para el Mercedes-Benz EQS y luego otros modelos EQ. Por 1.200 dólares anuales usted puede “mejorar la aceleración de 0 a 100 km/h en un segundo”, “ajustar la curva de potencia y torque” y lo mejor “darle rienda suelta al desempeño de su Mercedes-Benz”.

Con esta “mejora”, un modelo como el EQE / EQE SUV 350 iría de 288 a 349 caballos de potencia, reduciendo su 0-100 km/h en 9 décimas (5.1 s). Otros modelos recibirían una inyección de 50 a 100 hp similar, lo que sugiere que estos autos se concibieron para producir esa potencia, pero fueron limitados de fábrica. La gama EQ es bastante buena, y está millas por delante de Tesla en términos de lujo, pero ni Elon Musk en sus sueños más locos se atreve a cobrar por cosas así. 

El fantasma de las suscripciones

Una muestra de los modelos que recibirían esta mejora que debió estar allí desde el inicio.

BMW ya intentó la idea de la suscripción y casi todo el mundo la recibió con críticas y hasta ira; y no creo que a Mercedes-Benz le vaya mejor. La mera idea de comprar algo “incompleto” y tener que pagar más si se quieren usar otras funciones o acceder a más características es algo que todo el mundo odia. Ahora hacer eso con un auto, que toda la vida ha tenido un precio estándar por una lista de opciones fija, es algo que no cae en gracia con ningún petrolhead.

Una cosa sería si Mercedes-Benz ofrece esto como una actualización gratuita en uno o dos años, asegurando la longevidad de su modelo. Porsche ha hecho cosas parecidas, y el Taycan se mantiene todo un éxito. Cosas así solo alimentan a hackers y mecánicos para “desbloquear funciones” con resultados que pueden terminar en catástrofe para su auto. 

¿O sea que el EQE SUV de fábrica no tiene la potencia que dicen?

Lo triste de esta historia es que servicios similares sólo cobrarán más prevalencia en años venideros. Esta es solo la punta del iceberg, y mancha la notable reputación de una marca que genuinamente hace autos modernos interesantes. Veremos si Mercedes-Benz recibe las críticas y cambia de opinión, o si se mantiene firme en su idea. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí