Dicen por ahí que cuando la vida cierra una puerta, abre una ventana; tal parece ser el caso con la gama i de BMW. Si bien su buque insignia, el i8, va pronto a salir de producción, el fabricante alemán ya tiene listo un remplazo. Le presentamos el BMW i4 Concept, un estilizado gran coupé de cuatro puertas propulsado únicamente por un motor eléctrico de 530 caballos de potencia. Lo interesante es que el i4 Concept no solo es más potente que el anterior i más potente, sino que se trata de un carro más práctico y asequible que un deportivo biplaza como el i8.

El futuro de la i y la B, la M y la W…

El lanzamiento de este prototipo, que también estaba planeado para el salón de Ginebra, coincidió con la revelación de la nueva imagen corporativa de BMW. Sobre esto último hablaremos con mayor detalle en otro artículo, lo importante ahora es cómo esa nueva imagen se aplicó al diseño del i4 Concept. Este es el primer vehículo en recibir el nuevo emblema de la casa bávara; transparente y bidimensional. El frontal mantiene la ENORME riñonera que se impuso desde el lanzamiento del BMW Concept 4 en Fráncfort, un elemento que llegó a los BMW de producción y llegará al Serie 4 de producción, como lo sugieren algunas fotos filtradas.

Estos nuevos elementos se combinan con toques de diseño característicos a los BMW i3 e i8, así como importantes mejoras aerodinámicas. La enorme parrilla está completamente sellada y alberga una serie de sensores donde antaño iría un radiador. Destacan también acentos azules en el difusor, los faldones y otros elementos aerodinámicos, así como los rines con su diseño futurista y aerodinámico. Todo lo anterior tiene como objetivo lograr máxima eficiencia y, sumado a una enorme batería de 80 kWh, le permite al BMW i4 Concept lograr una autonomía de 600 kilómetros.

2021: un futuro cercano

Otro aspecto llamativo del i4 Concept es su interior. Por un lado, el espacio se ve más amplio de lo que las esbeltas proporciones exteriores sugieren y, por otro, los acabados cobrizos junto con los textiles claros dan una apariencia exquisitamente estilizada. Otro elemento imposible de ignorar es la enorme pareja de pantallas que domina el tablero. Bautizadas BMW Curved Display, estas pantallas táctiles controlarán casi todas las funciones del vehículo y serán usadas en el BMW iNEXT y el i4 de producción. Prácticamente el único control diferente a estas pantallas es el control de la caja y los modos de manejo sobre el túnel central. Ah, y hablando del i4 de producción: tal vez lo más importante del i4 Concept es que BMW afirma llegará a la producción con muy pocos cambios.

El fabricante alemán ha hecho hincapié en que los elementos de diseño introducidos con el i4 Concept llegarán al i4 de producción y al resto de sus vehículos eléctricos. La producción del BMW i4 empezará a principios del próximo año y desde ya se están adelantando las remodelaciones en la planta de Múnich para adaptarse a las necesidades de este nuevo modelo. Así las cosas BMW parece estar comprometida con la promesa de su CEO, Oliver Zipse: “Nuestros clientes nunca tendrán que elegir entre el placer de la conducción y la movilidad sostenible”. Ese, señoras y señores, es el futuro de la letra i.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here