Mercedes-Benz EQB

La familia de vehículos eléctricos de Mercedes-Benz crece a paso redoblado con la llegada del EQB. Se trata de una SUV compacta con la opción de contar con 3 filas de asientos para llevar a 7 pasajeros. Poco a poco, Mercedes está llenando los huecos de su línea de autos eléctricos después de presentar al EQS, al más pequeño EQA y al hermano mayor EQC, eso sin contar al pequeño Smart EQ. A este paso, no va a pasar mucho tiempo antes de que llegue una versión eléctrica del Clase G y se llame EQG. Por ahora concentrémonos en el EQB y veamos lo que ofrece.

Un producto global

Mercedes-Benz no perdió tiempo con el EQB y lo está lanzando en diferentes versiones para diferentes mercados, por eso no hay números concretos de potencia y torque. Uno de los más importantes es el mercado chino, pues ahí tiene una planta de producción. Allá se está lanzando una versión totalmente equipada con el paquete AMG Line que tendrá una potencia de 335 HP. Mientras tanto, el modelo europeo promete una autonomía de 419 km gracias a una batería de 66,5 kWh. Aunque este número parezca impresionante, Mercedes ya está planeando una versión con más autonomía.

Mercedes-Benz también anunció que el EQB llegará con una amplia variedad de versiones y opciones de acuerdo con el gusto del cliente. Habrá disponibilidad de versiones de tracción delantera o integral con tecnología 4MATIC. También se puede elegir entre tener 2 o 3 filas de asientos, lo que afectaría la capacidad de carga. Al estar construido sobre la base del GLB conserva su larga distancia entre ejes de casi 3 metros. Esto le permite tener una buena habitabilidad en el interior, aunque la tercera fila de asientos se sugiere a personas que no superen los 1,65 metros de altura.

La firma estética de la familia EQ

Por fuera, el Mercedes-Benz EQB demuestra su naturaleza eléctrica. Para empezar, la parrilla negra se reemplazó por el panel negro habitual de los vehículos eléctricos. Las luces delanteras y traseras están conectadas con una línea de luz LED de aspecto muy futurista. En algunas versiones está disponible la opción de acabados en color dorado rosado, que de hecho le sienta bien y no se ve presuntuoso. Por lo demás, el exterior es el de una GLB, pero con líneas suavizadas para mejorar la aerodinámica.

En el interior, este acabado le da un toque especial que podría gustarle o no, pero sin duda no dejará a nadie indiferente. Estos apliques dorado/champaña se encuentran en las ventilas, en la puerta y hasta en la llave. Las pantallas puestas en el tablero de instrumentos y la consola central pueden ser de 10,25 pulgadas y operan con el sistema MBUX. Sin muchos más datos que ofrecer por ahora, el Mercedes-Benz EQB hará su debut en sociedad en este Autoshow de Shanghái y se empezará a vender este año. Los americanos tendrán que esperar hasta el 2022 para poder adquirirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here