Hyundai IONIQ 5 cangrejo
- Publicidad -

Slide to the left, slide to the right, esa es la melodía que debería sonar cuando este Hyundai IONIQ 5 active su modo cangrejo y se deslice de lado a lado. Eso o alguna canción de Initial D, como Heartbeat o Deja Vu. Tal sistema es obra de Hyundai Mobis, quienes llevan rato jugando con la idea de un sistema como este que pueda implementarse en autos eléctricos.

El candidato perfecto para probar el sistema fue el Hyundai IONIQ 5, solo que con un nombre más elegante que “modo cangrejo”. Se denomina e-Corner, porque todo en el mundo eléctrico suena mejor con una “e” al inicio. Y este es el primer prototipo funcional que reveló Hyundai Mobis en el Consumer and Electronics Show de Las Vegas, con un módulo instalado en cada una de las ruedas del prototipo.

“They see me rollin’…”

La idea de Hyundai Mobis es aprovechar el tamaño compacto de un motor eléctrico instalado en cada una de las ruedas. De esta manera no es necesario preocuparse por ejes de transmisión u otras conexiones difíciles de girar. Con ello a bordo, las ruedas del Hyundai IONIQ 5 giran hasta 90° sobre sí mismas, literalmente haciendo que vaya de lado como un cangrejo o carro de supermercado. Como la GMC Hummer EV, pero mucho más elaborado.

Las ventajas no se limitan a viajar de forma paralela y ayudar inmensamente a la hora de estacionar. Los 4 motores permiten que el IONIQ 5 viaje en diagonal, gire sobre sí mismo 180° o dé un giro completo si lo desea. Ideal para maniobras que requieren cambiar de dirección rápidamente, en vez de usar la reversa y hacer un clásico giro de tres (o más) puntos, o si es más arriesgado un giro en J (o j-turn).

Además de un par de videos explicando el concepto, Hyundai Mobis no reveló muchos datos sobre el sistema e-Corner. Pero se ve bastante completo y pulido, casi listo para ser aplicado al mundo real. Claro que aún estamos a un par de años de ver esto en más vehículos, pero es un inicio interesante. Este es uno de los aspectos donde la electricidad triunfa sobre los vehículos convencionales, que requerirían un sistema más complicado para lograr lo mismo. El problema está en aquellos “conductores” que usen este sistema de forma indebida, como en embotellamientos o lugares prohibidos para estacionar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí