Toyota GR Yaris AP4

El Toyota GR Yaris ya es una auto impresionante por sí solo, pero los australianos lo llevaron más lejos y crearon la versión AP4. Hay que aclarar que no es una versión de calle como las versiones especiales para Japón. Se trata de una homologación especial para competencias de rally. En esta ocasión, Toyota está involucrada de primera mano en el desarrollo de estos autos para competencia y trabaja junto al equipo de rally de Neal Bates Motorsport.

GR Yaris a su máxima expresión

Las modificaciones que Toyota le hizo al GR Yaris AP4 no están publicadas del todo, pero basta con saber que cumple con las homologaciones para participar en el Campeonato Australiano de Rallys. De hecho, el nombre AP4 significa Asia-Pacific 4WD, por lo que puede competir en campeonatos internacionales. Este campeonato utiliza especificaciones muy similares a las que se exigen en los autos que compiten en el WRC para la categoría R2 y R5 homologados. Así que estamos viendo un auto de rally mundial en potencia y solo le falta un par de giros de tuerca para lograrlo.

Este Toyota GR Yaris AP4 aún utiliza el motor de 1,6 litros turbo que viene en el modelo estándar, pero recibe modificaciones para aumentar su rendimiento. Aunque las especificaciones de este motor son confidenciales, Neal Bates asegura que generará más de 268 HP y 370 Nm de torque. Si tenemos en cuenta que el turbo genera 1,5 bar de presión, la potencia será bastante superior. Sin embargo, el equipo mantuvo el bloque, el cabezal y la admisión del modelo estándar y solo agregaron un regulador de aire para cumplir las normas de la categoría AP4.

De la calle a la gravilla

El equipo de carreras no tuvo que hacerle mucho al Toyota GR Yaris AP4, pues su construcción ya será muy deportiva. Los componentes de la carrocería en aluminio y el techo de fibra de carbono ya le daban un muy bajo peso y un centro de gravedad perfectamente ubicado. De hecho, después de las modificaciones el peso quedó más bajo aún, pues quitaron todo el interior. El equipo tuvo que añadirle lastre para cumplir con el mínimo de 1.230 kilos que exige la categoría. Además, el peso quedará perfectamente distribuido entre los ejes.

Para aguantar el castigo de las carreras, las torres de la suspensión son 50 mm más altas. Además, los componentes como resortes y amortiguadores se modificaron para tener un recorrido de 265 mm delante y 280 mm atrás. Todas estas modificaciones las hizo el equipo de Neal Bates y todo se fabricó en Australia, algo que los tiene muy orgullosos. Este tipo de homologaciones es para lo que nació el GR Yaris. No será raro seguir viendo versiones especiales y modificaciones extremas, solo que no las veremos de este lado del pacífico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here