Mazda-autos-eléctricos-11-billones
- Publicidad -

Para ganar en grande hay que gastar en grande, o eso reza un dicho. 11 billones de dólares parece una cifra exorbitante solo para desarrollar autos eléctricos, pero Mazda tiene una explicación bastante sencilla. Además, con la economía y situación que atraviesa el mundo hoy en día, no es tan sorprendente ese número.

En especial porque pasar de un método que ha funcionado por un siglo a uno completamente diferente requiere de tiempo, recursos y compromiso. ¿Quién lo diría? Adecuar una fábrica para producir baterías en vez de bloques y cilindros es complicado. El anuncio lo dio Mazda en su más reciente reporte, ese mismo donde nos sorprendieron con una mirada al futuro Miata y el regreso de sus luces retráctiles.

El plan para “ponerse al día” en electricidad

Mazda-Vision-Miata-MX-5

Mazda fue enfático en dos puntos: primero, que no quieren abandonar el motor a combustión y le quieren apostar al tema de los combustibles sintéticos, al menos de aquí a 2030. Recuerde que muchos lugares como Europa, Nueva York y California prohibirán la venta de autos con motores con combustión interna, así que el cambio a esa tecnología es casi que un requisito para sobrevivir.

¿Cuál es el segundo? Que el costo que estima Mazda para realizar esa transición a autos eléctricos suma 10.6 billones de dólares, aunque redondearlo a 11 suena mejor. Ese capital se usaría para cubrir todo tipo de cosas como investigación y desarrollo de propulsión eléctrica y plataformas; alianzas con otras compañías para crear componentes, entre otras cosas.

Recuerde que gracias a la pandemia muchas marcas tuvieron que detener su producción por ausencia de componentes. Esta es una práctica normal en la industria actual, por lo que Mazda necesita encontrar esos aliados y proveedores para suplir sus líneas de producción al momento de pasar a la propulsión eléctrica. Tenga en cuenta que la marca está algo quedada en este sentido; y hasta ahora ofrece un único modelo de este tipo, con algunos híbridos ligeros y un modelo enchufable (CX-60).

Compromiso con la seguridad

Un pequeño adelanto que dio Mazda de un sistema de manejo autónomo y de monitoreo al conductor.

Toda esa inyección de capital tiene otro destino concreto, y es un compromiso de Mazda con la seguridad. La marca quiere que sus autos no sean responsables de ningún accidente fatal de tránsito para 2040. Ello implica un gran énfasis en investigación y desarrollo de tecnologías autónomas, que en la actualidad son sinónimo de los autos eléctricos.

La idea de Mazda es introducir una variedad de modelos híbridos hasta 2027, momento en el cual se enfocarán 100% en autos eléctricos. La casa nipona espera introducir únicamente modelos de este tipo a partir de 2028, y neutralizar su huella de carbón para 2030. Los combustibles sintéticos también jugarán un rol en este paso, pero por ahora el enfoque de Mazda parece firme en la electricidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí