Volkswagen ID. Buzz
- Publicidad -

Volkswagen creó una máquina del tiempo moderna para volver a los sesentas. Así que aliste todo, que nos vamos para Woodstock, o bueno por lo menos Lollapalooza o el Estéreo Picnic. Este es el anticipado Volkswagen ID Buzz, una interpretación futurista de la clásica e icónica “van hippie” de la marca. Para ponerlo simple, así se imaginan en Wolfsburgo al auto familiar (y de carga) del mañana, con un motor eléctrico, materiales sostenibles y una colorida paleta de tonalidades adentro y afuera.

Para ser precisos, Volkswagen ofrece hasta 30 configuraciones de color para el ID. Buzz. El modelo también se ofrecerá en versión ID Buzz Cargo, y Volkswagen ya prepara a futuro un sinfín de variantes tanto comerciales como familiares. Por ejemplo, una versión casa rodante, o un modelo con distancia entre ejes más corto. Sólo falta que se arriesguen a hacer una versión con platón.

Volkswagen ID. Buzz 5
Volkswagen lleva el concepto de monovolumen al futuro, con un microbús eléctrico, práctico y bastante jovial.

Zumbido eléctrico familiar

ID Buzz hace referencia a varias cosas. Primero, la familia ID de autos eléctricos de Volkswagen. Y Buzz porque, bueno, es un bus y porque es eléctrico. O sea, “Buzzzzz”, como el rumor de un motor eléctrico. Lo sé, los alemanes no son los mejores contando chistes. Lo que no es chiste es la ubicación del motor, que está en la parte trasera. Esto no es solo una referencia al modelo original, sino que también libera espacio en el piso y frente del ID Buzz. Gracias a ello, el radio de giro de esta “van hippie moderna” es muy similar al de un Golf o un auto más pequeño. El coeficiente aerodinámico también es notable, con apenas 0.285 CX.

Hablando del motor, el Volkswagen ID Buzz comparte motor y plataforma con otros modelos de la marca, como el ID.4. Eso significa que una unidad eléctrica de 77 kWh, 201 hp y 309 Nm de torque se encarga de mover las ruedas traseras. Volkswagen está considerando opciones más potentes, como una variante GTX o una con tracción integral. Con esas posibilidades sobre la mesa, un viaje en esta van sería más picante y animado que muchos autos de más alta gama. Volkswagen también calcula que la autonomía rondará los 400 km.

Interior espacioso y modular

Por supuesto, el Volkswagen ID Buzz derrocha tecnología. Esto no es los sesentas donde la función más avanzada de una VW T2 eran sus sillas modulares. El tablero posee un cluster digital flotante, que le brinda una apariencia minimalista a la cabina. Hay una pantalla central de 10 o 12”, miles de cajones y gavetas para guardar cosas y asientos eléctricos; así como una función de parqueo automático que puede grabar e imitar las maniobras de un humano. Hay también un punto de carga inalámbrico y tomas USB en las puertas. Hasta los pedales son curiosos, con un símbolo de pausa para el freno; y play para el acelerador.

Si no cree que esta van es práctica, piénselo dos veces porque tiene espacio para sus compadres y hasta el perro. Hay hasta un destapador de botellas y un rascador de hielo. No que Volkswagen le de ideas de cómo amenizar la noche, pero por favor, no beba y maneje. Todo el interior está hecho de materiales reciclables, como botellas plásticas, textiles e hilo re-aprovechables y un volante en poliuretano con la misma sensación de uno en cuero. Hay hasta pequeñas siluetas del ID Buzz en su interior, detalle que sólo puede apreciar alguien como Doug DeMuro.

Volkswagen dice que el ID Buzz estará disponible a finales de año en Europa, y se producirá en Alemania. Aunque con la situación actual, quizá la producción se atrase. Ni idea si la marca ensamble este bus en México o Brasil, donde se produjeron hasta hace apenas una década. Por ahora resta conformarnos con la Transporter T6 y T7.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí