Mercedes AMG One espía

La espera ya casi acaba: El Mercedes-AMG One está casi a la vuelta de la esquina. Desde su anuncio en 2016, la expectativa por el “Fórmula 1 para la calle” ha ido creciendo más y más. Si bien son pocas las veces que este hypercar se ha dejado ver, esta vez no pudo escapar de nuestros ojos atentos. Y qué mejor lugar para sacar estas fotos espía del Mercedes AMG One que rumbo al Nürburgring, donde seguramente tenía una cita con el famoso infierno verde.

A este deportivo de fantasía ya lo habíamos visto probando en otras pistas. Su desarrollo, a cargo del triunfante equipo de Mercedes en Fórmula 1, incorpora detalles traídos directamente de los monoplazas de la categoría reina.

A lo mejor estamos a puertas de un nuevo récord en el Nürburgring, y sabiendo que el mismo Lewis Hamilton se unió al desarrollo del Mercedes AMG One, a lo mejor él mismo sea capaz de romper el récord impuesto por la misma marca con el AMG GT Black Series. Con un V6 híbrido capaz de entregar cerca de 1200 caballos de potencia, el AMG One tiene una buena chance de conquistar el trazado.

Una cabina digna de un Fórmula 1

A primera vista, este prototipo no difiere demasiado de los otros que hemos visto en ocasiones anteriores. Y no nos extraña que Mercedes esté utilizando el Nürburgring para probar su híper deportivo. Después de todo, le queda a la vuelta de la esquina a la casa alemana.

Fuera de los detalles externos, en donde lo único no camuflado son las tomas de aire frontales y difusores traseros, lo que salta a la vista en las fotografías espía es el interior del Mercedes-AMG One. Aquí es donde podemos observar un ángulo del AMG One que no hemos visto aún y podemos decirle que no decepciona.

El volante rectangular evoca perfectamente al de un Fórmula 1 moderno. Las palancas de cambios están en el timón también, así como varios botones con funciones que son, por ahora, un misterio. Lo curioso es la columna de dirección, por su diseño, tamaño y por la fibra de carbono. Para completar lo que podemos ver en las fotos del Mercedes-AMG One, podemos ver dos pantallas: una frente al conductor, y una más en la consola central.

Las luces traseras son otro detalle que no se nos pudo escapar, ya que son distintas al modelo promocional que Mercedes ha presentado en los últimos años. Lo más probable es que sean sólo una solución temporal, con el fin de concentrarse en el aspecto mecánico y la conducción.

El esperado híper deportivo debutará, según la marca, hacia la segunda mitad del año. Y las 275 unidades que se fabricarán ya tienen un dueño que orgullosamente puede decir “tengo lo más cercano a un Fórmula 1 para la calle”. Esperamos que la próxima vez que veamos al Mercedes-AMG One sea en su ceremonia de debut y no con detalles camuflados en fotos espía. Eso y un video de hypercar dando una vuelta por el Nürburgring, no nos dejen con el antojo señores de Mercedes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here