Shelby Ford F-150
- Publicidad -

La Ford F-150 se renovó por completo para 2021. Al ser una de las camionetas más populares en Norteamérica y el mundo, muchos grupos y compañías de tuning saltan ante la oportunidad para engallar a su manera las diferentes versiones de la F-150. Una de las más cercanas a la marca de óvalo azul no podía dejar pasar la oportunidad de darle una retocada a la renovada F-150. El resultado, cortesía de Shelby American, es una Ford F-150, con sus racing stripes y pintura inspirada en los Shelby de los años 60, más desempeño y una estética imponente. Porque en Estados Unidos, si es más grande, es mejor.

Supercargada para el camino

Shelby Ford F-150 4x4 12
La Shelby F-150 es, como todo en Estados Unidos, enorme. Espero que tenga estribos automáticos que desciendan a la hora de subirse a la camioneta.

La Shelby F-150 está basada en la versión Lariat 4×4 de la pickup de Ford. Esto quiere decir que la versión de Shelby no sólo es una camioneta rápida, también es una adaptada para afrontar caminos difíciles o escalar rocas. Y, de entrada, se nota su intención off-road, con una suspensión más robusta, más altura respecto al suelo y amortiguadores Fox de competencia, similares a los que se encuentran en la Ford Raptor.

A diferencia de la Ford Raptor actual, la Shelby F-150 se adhiere a una de las tradiciones por excelencia de Estados Unidos: Un gran V8. Usando el motor 5.0L Coyote, la F-150 desarrolla 400 caballos de potencia. Nada mal, pero estamos hablando de Shelby, por supuesto que tienen una opción más potente. Por unos $7.900 dólares más, Shelby le agrega un supercargador encima del motor Coyote, elevando el poder a 775 equinos. Perfecto para correr en el ¼ de milla o conquistar ríos y caminos de barro.

El toque Shelby

Shelby tampoco descuidó la apariencia de la Ford F-150. Al frente encontrará un enorme logo de Shelby, para que ni usted ni quienes lo vean por la calle olviden que, en efecto, es el flamante dueño de una de las creaciones de Carroll Shelby. Además de esto, la ya mencionada pintura blanca con líneas de competencia, como un Cobra o GT350 clásicos de Shelby, un capó con tomas de aire funcionales, fender flares y un nuevo bómper delantero, rines de 22 pulgadas con llantas all-terrain y una cubierta para la cama de la camioneta.

Como el interior también cuenta, Shelby le dio una maquillada para hacerlo más premium. La tapicería es en cuero de dos tonos, con la palabra “Shelby” orgullosamente plasmada en los asientos. El interior también recibe detalles en fibra de carbono y aluminio pulido, además de vidrios polarizados para que nadie vea lo que usted hace al interior de su F-150.

La producción de la Shelby F-150 estará limitada a 600 unidades este año, y serán distribuidas en concesionarios selectos de Ford. ¿El precio? $107.080 dólares, que incluyen la Ford Lariat usada como base. Si no quiere esperar a la nueva Raptor y desea una versión más limitada y con un nombre de tradición, la opción de Shelby no pinta nada mal, siempre y cuando alcance a apartar una.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí