Chevrolet-Corvette-E-Ray-híbrido-2024
- Publicidad -

Hasta el día de hoy hay personas que odian a Chevrolet por transformar al Corvette en un supercar de motor central. No tiene nada que ver que desde su segunda generación la idea de mover el motor a la parte de atrás fue la ambición de muchos ingenieros del Corbatín, incluyendo a Zora Arkus-Duntov (el padre del Corvette). Bueno, aquellos individuos tienen una razón más para odiar a la casa del Corbatín. Acompáñeme (con un redoble de tambores de fondo) para presentarle al nuevo Chevrolet Corvette E-Ray 2024 híbrido y con AWD.

A Chevrolet no le bastó con revolucionar la familia del Corvette hace un par de años. Parece que quieren aplicar todas las innovaciones posibles en el C8, cueste lo que cueste. La verdad es que podría decirle que el Chevrolet Corvette E-Ray híbrido 2024 es el ‘Vette más revolucionario de la historia, pero también dijimos lo mismo del C8 Stingray normal, y del Z06 con su V8 de cigüeñal plano. Así que para no discutir, dejémoslo así: “El C8 es y será el Corvette más revolucionario de la historia, gústele a quien le guste, punto”.

¡Un Corvette para deslizarse con gusto!

Chevrolet-Corvette-E-Ray-híbrido-2024

En esencia lo que Chevrolet obtuvo con el Corvette E-Ray 2024 híbrido es mezclar lo mejor del Z06 y Stingray; y de paso crear un rival directo para el Porsche 911 Turbo S. En cuanto al motor, el V8 LT2 de 6.2 litros del Stingray no cambió mucho, con 495 hp y 637 Nm de torque. La magia del E-Ray sucede al frente, con un pequeño motor AC síncrono con un juego de baterías de 1.9 kWh, del tamaño de una laptop. Este generador lleva 160 hp y 169 Nm de torque a las ruedas delanteras, en total otorgándole una potencia combinada de 655 caballos.

Eso es 15 hp menos que un Z06, y una décima más rápido de 0 a 100 km/h (2.5 seg). Si mira con atención verá que el E-Ray utiliza los ejes y carrocería ensanchada del Z06, para acomodar unas gigantescas ruedas 345/25 R21 en la parte de atrás, otorgándole más agarre a este Corvette energizado. De hecho, la idea es que el E-Ray sea capaz de ir a lugares que un Stingray o Z06 no pueden, como la grava, nieve o hasta el piso mojado. ¿Para cuándo la versión Safari?

El E-Ray no es solo un motor eléctrico en la parte de adelante y un sistema de tracción en las 4 ruedas con vectorización de torque. Chevy le otorga muchos de los juguetes del Z06, como frenos de carbón cerámica, suspensión magnética adaptativa y control de tracción inteligente ajustado para los dos motores. Cauchos Michelin Pilot Sport para todas las temporadas refuerzan la idea de que este Vette puede salir del asfalto, pero si es demasiado Chevy le ofrece unas Pilot Sport 4S más agresivas.

De aniversarios y potencia silenciosa

Un 17 de enero pero de 1953 Chevrolet presentó el primer prototipo del Corvette (llamado EX-122) en su espectáculo “Motorama” en Nueva York. Para ser el siguiente paso en la revolución del deportivo insignia del Corbatín, es más que apropiado que el E-Ray debute exactamente 70 años después. Claro que no espere un híbrido enchufable ni nada por el estilo, eso vendrá después. El pequeño juego de baterías apenas tiene jugo para mover al E-Ray por 8 km, a una velocidad tope de 72 km/h.

Eso es porque lo que le interesa a Chevrolet es que asista en la tracción a media y baja velocidad, además de mejorar su aceleración y arranque desde cero. El motor eléctrico se desactiva a partir de los 240 km/h, y ahí el V8 llevará el E-Ray hasta los 290 km/h. El nuevo modo Stealth (o sigiloso) mueve al auto sin hacer ruido, ideal para no despertar a sus vecinos. También hay un modo Charge+, que estira la vida de las baterías para que el E-Ray se dé gusto girando en el circuito. 

Con eso dicho hay un par de desventajas, principalmente el peso. El E-Ray sería 136 kg más pesado que un Z06 o Stingray, convirtiéndose en el primer Corvette que supere las 2 toneladas. Claro que eso aplica solo para su versión convertible, y si la idea es derrapar en lagos congelados es mejor que se quede con un E-Ray cupé. El motor eléctrico no funciona en reversa, pero esa es una minucia resuelta por el V8. Además, técnicamente es un Vette con motor adelante, justo como lo quieren los puristas.

Ascendiendo al estatus de “hypercar”

Chevrolet-Corvette-E-Ray-híbrido-2024

En su interior encontrará el mismo C8 de siempre, con su volante cuadrado, interfaz casi idéntica y transmisión secuencial de 8 marchas. Los cambios están en los modos de tracción revisados, el botón Charge+ y la función Stealth. El E-Ray también tendrá acceso a paquetes opcionales en fibra de carbono para el interior y exterior, colores especiales para el interior y hasta líneas de carrera en el exterior.

Todo esto está lejos de ser asequible, ya que el E-Ray inicia en 104.295 USD, 7.000 menos que un Z06. Y considerando que hay concesionarios que piden 100.000 USD más por un Stingray base, imagine lo que harán con el E-Ray. Queda más que claro que el C8 es un supercar que se acerca al estatus de hypercar, complementado con toda una revolución tecnológica y detalles para rebasar a la competencia de marcas más exóticas.

Y eso que aún falta el C8 ZR1, un E-Ray con el V8 de cigüeñal plano y el Corvette 100% eléctrico. Sin duda y como le dije al inicio, el C8 es el Corvette más revolucionario de la historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí