BMW lleva antojándonos con un Serie 2 Gran Coupe desde hace meses, pero la espera por fin ha terminado. Ya habíamos visto el singular pilar C que convierte al modelo coupé en un Gran Coupe, después pudimos ver un modelo de preproducción con un peculiar camuflaje que ocultaba la mayoría de sus líneas. Ahora, llego la hora de ver completamente al descubierto esta nueva encarnación del concepto coupé de cuatro puertas que tanto le ha gustado al fabricante bávaro y a sus clientes y en Fuel, como siempre, le tenemos toda la información.

Más que una cara bonita

Antes que nada, recordemos que ya hemos tenido una y otra vez la discusión sobre qué es y qué no es un coupé. Al igual que sus primos mayores, el Serie 6 y el Serie 8, la silueta deportiva del BMW Serie 2 se mantiene en esta versión, solo que su distancia entre ejes aumenta para dar espacio a otro par de puertas. La línea es la misma, el desempeño es el mismo, pero BMW le apuesta a que estas versiones ofrecen mayor confort y versatilidad. Por fuera, el Serie 2 Gran Coupe está lleno de detalles y curvas esculpidas para darle una apariencia dinámica y estilizada. Pero esto es solo la mitad de la receta.

BMW ha hecho grandes esfuerzos para que sus versiones Gran Coupe no sean solo pinta, sino que tengan el desempeño para respaldar su estilo deportivo. Sin embargo, este modelo también está pensado para atraer nuevos compradores a la marca y, debido a esto, se ofrecerán también versiones no tan deportivas. Empecemos entonces con la más potente: el M235i xDrive. Esta versión equipa un motor cuatro cilindros de 2000cc turbo con 306 caballos de potencia y tracción total, como su nombre lo indica. Gracias a una caja automática de ocho velocidades y un diferencial mecánico Torsen, el M235i xDrive podrá acelerar de 0-100 km/h en apenas 4,9 segundos.

Gran Coupe para todos

Fuera de la versión top, BMW ofrecerá el Serie 2 Gran Coupe en otras tres versiones más asequibles. Por un lado, tenemos el 218i, el cual traerá un motor 3 cilindros turbo de 1500cc y 140HP. Le sigue la versión BMW 220d, equipada con un motor 4 cilindros turbodiésel de 2000cc que producirá 190HP y unos colosales 400 Newtons/metro de torque. Estas dos enviarán su potencia únicamente a las ruedas delanteras. Finalmente, y exclusiva para el mercado estadounidense, estará la versión 228i xDrive con un motor 4 cilindros turbo a gasolina que rendirá 231HP transmitidos a las cuatro ruedas.

Todas las versiones vendrán equipadas, como es de esperarse, con una larga lista de aditamentos y asistencias electrónicas para mayor velocidad y rendimiento. La más novedosa, para BMW, es el ARB, una tecnología derivada del BMW i3 que ayuda a compensar las desventajas de una plataforma tracción delantera. Por dentro no solo encontramos cinco asientos con más que suficiente espacio, sino también una larga lista de juguetes tecnológicos como un nuevo sistema operativo y un sistema Apple CarPlay que tocará pagar por aparte. Habrá que ver qué más ideas se le ocurren a los de BMW, pero mientras se vean así de bien, creo que no habrá quejas por parte de su clientela…

BMW debutará oficialmente el Serie 2 Gran Coupe el mes próximo en Los Angeles y empezará a ofrecerlo en concesionarios para marzo de 2020. Los precios oscilaran entre €31,950 para el BMW 218i y €51,900 para el BMW M235i xDrive.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here