Chevrolet-Corvette-E-Ray-AWD
- Publicidad -

No contentos con hacer del C8 el primer Corvette de motor central en la historia, idea con la que Chevrolet coqueteó por décadas; la marca del Corbatín tiene muchos más planes ambiciosos para la octava generación de su deportivo insignia. Le hablo del primer Corvette con tracción en las 4 ruedas (AWD) y asistencia eléctrica, algo que Chevrolet denomina E-Ray, y ya tiene fecha de lanzamiento. 

Lo mejor es que no tendremos que esperar mucho para la segunda gran revolución en la historia del Corvette, y la segunda provocada por el C8. A través de un video Chevrolet reveló que el Corvette C8 E-Ray debutará la próxima semana, tendrá potencia híbrida y tracción AWD, convirtiéndolo en “un Corvette como ningún otro”. 

Para derrapar y salvar el ambiente

Márquelo en su calendario, porque el 17 de enero será el día que Chevrolet revele los secretos del Corvette E-Ray AWD. Claro que ya varios de sus detalles fueron revelados, algunos sin el consentimiento de Chevrolet. El C8 E-Ray se filtró de una manera algo peculiar, apareciendo en el sitio web de Chevrolet en el configurador de modelos del Corvette. Allí supimos que tendría poder eléctrico asistiendo a su V8, frenado regenerativo y el logo E-Ray, combinando el legendario nombre Stingray (que también lleva el C8) con electricidad.

El motor eléctrico llevaría su potencia a las ruedas delanteras, y sería capaz de mover por sí solo el vehículo. Este modo se llamaría Stealth (o sigiloso) y casi que confirma que por primera vez en la historia un ‘Vette será impulsado por potencia eléctrica. Aún es incierto qué V8 en particular llevará en su parte trasera, si será el LT2 estándar que usa el Corvette Stingray de entrada, o si el V8 de cigüeñal plano del Z06 será una opción. Ya conoceremos con lujo de detalles todo lo que tiene que ofrecer el ‘Vette electrizado la próxima semana.

Una idea con casi 50 años

La intención de un Corvette AWD nació de la ambición de Zora Arkus-Duntov de dominar en las pistas.

Como todo lo que tiene que ver con el Corvette, la tracción integral no es una propuesta nueva. Tampoco es sorpresa que Zora Arkus-Duntov sea el pionero de semejante idea, apareciendo por primera vez en el auto experimental de Chevrolet CERV II en 1964. 

Para entonces Duntov (quien es el padre del Corvette) quería un auto de carreras, y luego del monoplaza CERV I creó un prototipo deportivo con un V8 tras el piloto, un sistema de tracción en las 4 ruedas con dos transmisiones y dos convertidores de torque, y un desempeño para ir cara a cara con el Ford GT40. Sin embargo, por esa época los 3 grandes de Detroit acordaron no patrocinar equipos de competencia. Así que el CERV II intentó saltar esa valla, pero el vapor no le alcanzó. Una lástima, ya que se ve tan ingenioso como fabuloso en comparación a prototipos de la época como el Ferrari 330 SP o Porsche 906 y 908.

La segunda no fue la vencida

Demasiado radical para su época, pero una señal de lo que vendría a futuro…

Chevrolet intentó una vez más el asunto de la tracción en las cuatro ruedas durante la década de los ochenta. Con el prototipo Corvette Indy de 1986 Chevrolet quiso alardear su motor V8 destinado para CART, pero terminó cautivando a los entusiastas con otro Corvette de motor central y líneas de supercar. Y sí, tenía tracción en las cuatro ruedas.

Los ingenieros del Corbatín refinaron la idea y con el apoyo de Lotus crearon una bestia muy adelantada a su tiempo: el CERV III. Este cambiaba el V8 de CART por uno de 5.7 litros modificado por Lotus y con dos turbocargadores, excediendo los 650 hp. Era el verdadero Corvette supercar con suspension activa, carrocería en kevlar y fibra de carbono, puertas estilo tijera y hasta un GPS en el interior. El proyecto era demasiado ambicioso y Chevrolet, por ese entonces en una crisis económica, canceló todo. Eso cambia la próxima semana, cuando el Chevrolet Corvette C8 E-Ray (en sí un supercar hecho y derecho) lucirá por fin un sistema AWD.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí