Ventas Ford Mustang 2021
- Publicidad -

Al pony favorito de Ford no le fue tan bien en el 2021. Aunque seamos sinceros, este año que pasó no fue precisamente el mejor para todos, incluyendo la industria automotriz. Es costumbre que a final de año las marcas presenten un reporte de sus ventas. El 2021 trajo consigo varias perlas, como Toyota destronando a Chevrolet en Estados Unidos, o Dodge vendiendo de alguna forma 4 Vipers y 10 Darts cero kilómetros. En el caso de Ford, la marca reportó que las ventas del Mustang cayeron de forma significativa en el 2021, a comparación del año anterior. Tal es la baja, que es la peor cifra en la historia del auto. Pero las malas nuevas no terminan ahí para el muscle car por excelencia.

Cabe aclarar que estas cifras se refieren sólo al Mustang, no a su contraparte eléctrica crossover. Con esta caída en ventas, Dodge logró lo impensable: Por primera vez en décadas el Challenger venció al Mustang (y al Camaro) como el muscle car más vendido en suelo estadounidense. Así es, un auto con casi 15 años en el mercado y una plataforma que data de mediados de los noventa superó en ventas al Ford Mustang en 2021.

Cae el Mustang, domina (por poco) el Challenger

Ford Mustang edición especial
A pesar que hay 1000 versiones distintas y especiales del Mustang, simplemente los norteamericanos no los compran como antes. La pandemia y sus estragos no ayudan.

Así están los datos: En 2020 Ford vendió 61.090 Mustangs en Estados Unidos. En sí, una figura menor comparada a los 72.849 que circularon en 2019; y muy lejana a los 122.349 que se vendieron en 2015, año en el que debutó la actual generación. En 2021 Ford apenas logró vender 52.384 Mustangs, una caída del 14.2% frente al 2020. ¿Las razones? Primero, la infame escasez de chips que azotó al sector automotor, la cual causó un alto en las líneas de producción y dejó miles de autos sin completar. Sin mencionar que puso de patas arriba el mercado de nuevos y usados. Segundo, la pandemia que continúa causando estragos y creando nuevas variantes para mantenernos encerrados.

La tercera razón recae en las preferencias del mercado. Tal parece que los estadounidenses prefieren comprar camionetas y crossovers que un auto V8 de 2 puertas. Este declive lleva años afectando al Camaro, el cual incluso podría desaparecer pronto. No más observe las ventas del Mustang Mach-E, que se perfilan al alza junto a otros vehículos igual de familiares y grandes. Es triste, pero es cierto. Un ejemplo claro fue lo que pasó con los sedanes de gran tamaño que tanto caracterizaban a Estados Unidos. No sé usted, pero este servidor prefiere un auto con un enorme V8, tracción trasera y poder en línea recta, que una camioneta o una minivan, pero para gustos, los colores.

Aún así, al menos la gente de Chrysler puede celebrar que por fin, su Challenger venció al Mustang. No por mucho, con 54.314 unidades frente a las 52.384 en ventas del Ford Mustang. Si bien Ford dio un paso atrás con su pony car, por lo menos les fue mucho mejor que al Camaro con sus apenas 21.893 unidades vendidas. La cosa no pinta bien para estos tres autos tan longevos, pero al menos por el lado de Ford y Dodge, no creo que se rindan tan fácil. En especial con el paso a la electrificación, es seguro que el Mustang de 2 puertas vivirá, al igual que algún Dodge con un nombre más interesante que e-muscle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí