Pininfarina Teorema Concept

Bienvenido a una nueva idea de cómo se verán los autos que conduciremos en el futuro. O en este caso, autos que nos conducirán; porque hoy en día el furor es la conducción autónoma, y todos los fabricantes están rasgándose las vestiduras para ser los primeros que creen un auto totalmente autónomo… que funcione. Pininfarina decidió probar suerte en este mundo y creó el Teorema Concept, un auto que parece sacado del catálogo de Hot Wheels y que se desarrolló completamente a través de realidad virtual.

La idea del Teorema Concept es cortesía de Pininfarina y WayRay, una compañía de software especializada en realidad virtual y hologramas. Como podrá sospecharlo, este prototipo es eléctrico; mundo en el cual Pininfarina ya tiene algo de experiencia gracias al desarrollo del Battista, un hypercar eléctrico desarrollado por la casa de diseño italiana. Sin embargo, mientras el Battista es el típico exótico italiano, el Teorema es un estudio enfocado a la movilidad del futuro, para crear lo que es en esencia una sala o una habitación rodante y autónoma.

Pininfarina Teorema Concept 10
Según Pininfarina, el vehículo autónomo del futuro es un auto enorme con una sala de estar en su interior y con forma de nevera o bañera.

La nevera sobre ruedas del mañana

La mejor forma de describir al Teorema, al menos a primera vista, es verlo como una nevera gigante sobre ruedas. Este concept car mediría 5.4 m, o para comparación, es tan grande como una limosina Maybach o una enorme SUV como una Wagoneer de 7 puestos o una Ford Explorer. Pininfarina desarrolló el chasis del Teorema Concept como una literal “patineta” sobre la cual se ubican las baterías y los motores que propulsan las ruedas. Por lo que “nevera sobre ruedas” no suena tan alejado de la realidad.

La cabina es donde se encuentra la verdadera “fiesta” del Teorema. El Concept tiene espacio para cinco personas. La silla principal está ubicada al frente y al medio, con una posición de conducción idéntica a la de un McLaren F1. Las sillas también tendrán la capacidad de girar, como si fueran de oficina, o de plegarse para formar un sofá o una cama, dependiendo de cómo las quiera usar. Además, gracias a la plataforma de “patineta”, el espacio en la cabina parece ser bastante generoso. Acceder a esta se hace de manera poco ortodoxa, a través de una compuerta trasera que también desliza el techo del Pininfarina.

Por supuesto, de lo que está más orgulloso Pininfarina es el concepto de movilidad autónoma. El Teorema puede llevar a sus cinco pasajeros cómodamente a su destino sin siquiera tocar el timón una sola vez. Y mientras los conduce por entre las calles del futuro, la cabina proporciona entretenimiento con hologramas e imágenes proyectadas en las ventanas, cortesía de WayRay. Los vidrios de la cabina también se pueden oscurecer, por si no desea que el mundo vea lo que hace en su Teorema Concept.

De cualquier forma, el Teorema es más un ejercicio en el cual Pininfarina saca a relucir sus habilidades a la hora de diseñar e imaginarse el futuro. Por lo que un prototipo funcional, o siquiera uno real, no tienen chances de ser construidos, y mucho menos producidos en masa. No obstante, es una buena forma de imaginarse cómo un auto futurista parece un asunto más de hoy que del mañana. Además de ver a todos los fabricantes innovar para que ellos sean los primeros en hacer el vehículo del futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here