Porsche 911 híbrido espía
- Publicidad -

Porsche podrá darle la espalda a la idea de la electrificación de su preciado 911; sin embargo, parece que en Stuttgart aceptan a regañadientes la idea de una versión híbrida. Uno de tantos modelos espía del Porsche 911, ya que junto al motor híbrido, se viene un facelift, una edición Sport Classic, un nuevo 911 GT3 RS y el Safari que ahora se llama Dakar. Increíble cómo Porsche logra crear tantas versiones del mismo vehículo, por casi 70 años. Pero no, ni se les ocurra proponer un 911 eléctrico porque eso es todo un sacrilegio para la familia Porsche. ¿Me pregunto si les parece mejor un 911 a hidrógeno?

Si su nivel de atención es tan agudo como el patriotismo de los ucranianos, se dará cuenta que no es la primera vez que aparece un 911 como este. Por allá en julio apareció en el Nürburgring un auto que, a primera vista, parece un 911 como cualquier otro. Pero el ojo de halcón de nuestro espía notó una calcomanía amarilla en este Porsche 911 que confirmaba la hibridación. Eso y un extraño agujero en una de las ventanas, a forma de puerto de carga improvisado. En esta segunda edición espía, la nieve fue testigo del infame Porsche 911 híbrido, con la calcomanía amarilla aún presente.

Porsche 911 híbrido espía 7
Con todo y calcomanías amarillas, el 911 híbrido irrumpe en la gélida escena europea.

Jamás eléctrico, sólo híbrido

Una aclaración: Es cierto que Porsche producirá un 911 híbrido, pero no lo verá listo por lo menos en un año. ¿La razón? Porsche prepara el facelift “992.2” del 911, previsto para llegar en 2023 como modelo 2024. A tiempo para el aniversario número 70 del 911. Como ya lo puede intuir, este prototipo del 911 híbrido hará parte de esa actualización, y posee la pinta refrescada 992.2. El rumor es que el nuevo modelo perdería el turbo para la versión base. ¿Qué puede reemplazarlo? Bueno, un motor híbrido para darle una inyección adicional de poder al perpetuo 911.

No espere eso sí una versión enchufable porque el némesis de Porsche no es Rusia, sino las tomas de corriente. En cambio, la versión híbrida del 911 usará tecnología similar al radical 919 Evo que ganó en Le Mans hace 5 años. En síntesis, el 911 tendrá KERS como un auto de F1. Una diferencia clave entre este prototipo, y el que rodó en el Nürburgring, es que el primero era un 911 Turbo en disfraz. Mientras que el segundo corresponde a un 911 Carrera. La conclusión preliminar es que Porsche contempla la idea de incluir variantes híbridas en varios modelos de su gama, incluyendo el preciado Turbo y Turbo S.

Porsche asegura que “le dan prioridad a potencia por encima del consumo y eficiencia del combustible”. Así que no se extrañe que veamos un 911 híbrido con 600 o 700 hp. Sólo porque Porsche puede. Con eso dicho, las ediciones Carrera más sensatas podrían flotar entre los 400 y 450 hp. Porsche no confirmó ninguna fecha de lanzamiento para la actualización del 911, pero considerando que vendrá cargada de modelos, será una presentación por lo alto. El híbrido será uno de ellos, y probablemente será la prueba definitiva para persuadir a los ejecutivos de Porsche a considerar un 911 con combustibles o motores alternativos. ¿Tal vez un 911 con energía solar? Técnicamente, no es electricidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí