Mercedes-Benz electrificación

Daimler se está poniendo las pilas y esta vez es en serio. La compañía multinacional presentó los planes de electrificación de Mercedes-Benz y esta vez no se limitaron a hablar de los camiones. El desarrollo tecnológico ahora se extiende a toda la gama de automóviles de Mercedes, incluyendo los AMG. Eso explica tantas pistas que nos dieron como el retiro de los motores V8 y la acelerada integración de la tecnología híbrida en todos sus modelos. Incluso los de más altas prestaciones.

Electrificar a paso redoblado

¿Pero qué tan agresivo puede ser este cambio? Se preguntará. Pues lo suficientemente agresivo como para que en el 2025 se dejen de crear plataformas de autos con motor a combustión interna. Mercedes-Benz tiró la toalla al tratar de crear motores a gasolina que puedan lidiar con las exigentes normativas medioambientales y decidió pasar de una vez a los modelos eléctricos. A decir verdad, ya se estaban demorando, pues la marca que básicamente inventó el auto debió ser la primera en reinventarlo.

Mercedes-Benz EQT Concept

Para volver a tener el liderato, Mercedes-Benz manifestó que su plan de electrificación atacará todos los frentes del proceso. Por un lado, invertirá más de 40.000 millones de euros para acelerar la investigación y desarrollo de los BEV (vehículos eléctricos de batería). Esto incluye la creación de 8 gigafactorías, la adquisición de Yasa y la asociación con SilaNano Shell, GROB y TechAcademies. Con esto buscan mejorar aspectos como la fabricación de baterías, motores eléctricos y estaciones de recarga, además de mejorar la fabricación del auto final reduciendo costos en el proceso.

Adiós eléctricos adaptados, hola eléctricos nativos

Por otro lado, en el plan de electrificación de Mercedes-Benz, estas mejoras derivarán en la capacidad de crear 3 nuevas plataformas para autos eléctricos, abandonando de una vez por todas las bases de vehículos ICE. A partir del 2025 las únicas plataformas que habrá son las MB.EA, AMG.EA y VAN.EA. La primera se usará para automóviles de tamaño medio y grande, es decir del Clase B hasta el Clase S. La segunda es para modelos del mismo tamaño, pero con más rendimiento y la tercera es la de vehículos comerciales ligeros como vans y furgonetas. La plataforma para camiones pesados y medianos ePowertrain seguirá su desarrollo aparte, pues hace parte de otra línea de productos de Daimler.

Mercedes-Benz EQS
El EQS es el ejemplo de que la tecnología ya está muy desarrollada, solo le falta ser más barata.

Mientras esta tecnología se desarrolla hasta el 2025, Mercedes-Benz empezará su plan de electrificación ofreciendo opciones eléctricas de cada modelo que fabrique. Esto ya empezamos a verlo con la familia EQ, que incluye el EQS, EQB, EQA, EQC y algunos concepts como el EQT o el Vision EQXX que está por presentarse. Mejor dicho, agárrense de donde puedan, porque el paso a los vehículos BEV será más rápido de lo que esperábamos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here