Si usted es de los que vive pendientes al mundo del tuning de alto rendimiento, el nombre John Hennessey no debería ser nuevo para usted. Su compañía, Hennessey Performance, es especialista en sacarle potencia a fierros norteamericanos: desde Vipers y Jeeps hasta Porsche Taycans e incluso su propio motor. Como era de esperarse, la compañía texana no iba a quedarse de brazos cruzados después del lanzamiento de la octava generación del más novedoso deportivo norteamericano y aquí está su respuesta: el Hennessey Corvette C8.

Corvette nuevo, trucos viejos

El Stingray C8 es propulsado por un motor llamado LT2, derivado de la familia LS de General Motors. Como lo comentamos en la edición #52 de nuestra revista, esto quiere decir dos cosas: primero, que GM pudo reducir costos al ofrecer un motor relativamente sencillo derivado de una plataforma conocida; segundo, que la enorme cantidad de preparadores familiarizados con el motor LS pueden hacer sus locuras con el motor del C8. Hennessey no es la excepción. Es más, el motor de su futuro Venom F5 está basado en la arquitectura LS, solo que hecho a medida para producir más de 1800HP.

Si Hennessey logró esto con el C7, imagínese lo que lograrán con el C8

Y es que 490HP no están ni cerca de ser suficientes para el preparador texano. Es por eso que están desarrollando un sistema twin-turbo que llevará al motor LT2 del Hennessey Corvette C8 hasta los 1.200 caballos de potencia. Esto seguramente hará necesaria una larga lista de modificaciones complementarias, similar a la que reciben otros proyectos del taller que pasan de lejos la marca de los mil caballos. Hennessey no ha dado muchos detalles, pero confirmó que usarán bielas y pistones forjados para resistir la nueva potencia. Ah, y una serie de refuerzos a la caja Tremec de doble clutch que trae el C8.

Para gustos, niveles…

Pero no todos los Corvette C8 que pasen por la mano de Hennessey Performance saldrán hechos unos monstruos mata Veyron. Para los menos adinerados y menos habilidosos, Hennessey también ofrecerá paquetes con niveles de potencia menores. Ya sabe, para no terminar estampándose contra una buseta. Dos de estos paquetes ya fueron anunciados: uno con un supercargador que producirá alrededor de 700HP y otro simplemente con un sistema de escape que agregará unos pocos caballos. Adicionalmente, podrá equiparse con piezas para mejorar su comportamiento, tal como frenos Brembo y una suspensión ajustable Penske.

También estará disponible el kit de carrocería CarbonAero de la imagen, el cual incorpora elementos inspirados en el Corvette C8R de carreras como el snorkel, el alerón y el splitter delantero. Todo fabricado, como su nombre lo indica, en fibra de carbono. Hennessey ya está en contacto con sus potenciales clientes para definir presupuestos y tiempos de entrega. Pero con tal solo ver lo que hicieron con el Corvette C7 y lo que han hecho con su motor Fury, no debería quedarnos duda de que el Hennessey Corvette C8 será una cosa de locos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here