Fiat-500e-Abarth
- Publicidad -

Tengo una teoría antes de conocer al protagonista de hoy: la electricidad trae una nueva era para el hot hatch. Tome al Fiat 500e por Abarth que engalana estas páginas, es un auto pequeño, sencillo y diseñado para la ciudad con el beneficio de más potencia, agilidad y ciertos toques que enfatizan su naturaleza deportiva por dentro y por fuera. Hace 50 años era el mismo Abarth quien modificaba al Autobianchi A112, quizá el primer hot hatch de la historia que se basaba en un auto básico para la ciudad, pero con esas mismas características que le acabo de mencionar.

El problema con los hot hatch a gasolina modernos es que son más potentes (y por consecuencia pesados) que nunca. Modelos como el Volkswagen Golf R, Audi RS 3 o Mercedes-AMG A45 se acercan más al desempeño de un deportivo o supercar que al espíritu de un hot hatch real. No digo que no sean divertidos, todo lo contrario; sino que al crecer tanto y tener cantidades de potencia y torque generosas, perdieron parte de su esencia original.

Fiat-500e-Abarth
Un dato fascinante: este Abarth parece estar de prueba en la pista de Lingotto, un óvalo ubicado en el techo de un centro comercial en Italia.

La esencia de un hot hatch

Los autos eléctricos no están exentos de esa tendencia, y tengo varios ejemplos claros: el Volkswagen ID.4 GTX y Kia EV6 GT. El primero tiene aceleración absurda pero el tamaño de una SUV; mientras que el auto de Kia literalmente vence a ciertos Ferrari en pista. Por el contrario, el Fiat 500e por Abarth (o Abarth 500e) vuelve a esas raíces de un auto pequeño, liviano, sensato y práctico que puede ser divertido sin poner en riesgo a todo el mundo o necesitar de una pista para liberar todo su potencial.

Y ese es realmente el espíritu de un hot hatch. Puede que 153 caballos de potencia suenen insuficientes, pero mire el tamaño de este auto. Su forma casi no ha cambiado en 15 años, y a pesar del peso de las baterías, el Abarth (o Fiat) 500e eléctrico va de 0 a 100 km/h en 7 segundos. Con el torque instantáneo de 253 Nm rugiendo en las ruedas delanteras, las aceleraciones en ciudad serán más divertidas que de costumbre. Después de todo hay un mantra que reza: “es más divertido conducir rápido en un auto lento, que ir lento en un auto rápido”.

Pequeño y veloz

Abarth nos dice que su 500e tiene 38 hp más que el Fiat eléctrico estándar, y que utiliza las mismas baterías de 42 kWh alimentan su sistema. De forma conveniente omiten su autonomía, pero con el poder extra no debe variar mucho de los 320 km del modelo base. Aquí es donde Abarth intenta convencernos de que su 500e es “casi tan rápido que un Abarth 695 en pista”, pero ese no es el punto.

De nuevo, la intención de este adorable vehículo y su color verde encendido cual chaleco de seguridad es ser divertido a bajas velocidades. Imagine acelerar en una calle vacía con esa potencia de inmediato en el equivalente de un zapato con ruedas. O llevarlo a un camino montañoso y disfrutar de su maniobrabilidad y aceleración. Ahí reside el por qué de un hot hatch, y es lo que Abarth logra capturar con los 595 y 695 a gasolina, y ahora con el Fiat 500e eléctrico.

Fiat-500e-Abarth

“Con todos los juguetes”

Hay que aclarar que esta es una versión de lanzamiento bautizada Scorpionissima, la cual está limitada a 1.949 unidades en honor al año en el que se fundó Abarth. Esta tiene todas las opciones del catálogo de Fiat, como rines “diamantados” de 18”, gráficos en el exterior, techo corredizo o suave (si quiere un convertible), sutil difusor y spoiler trasero. En el interior hay mucha alcántara, asientos con soporte lateral y lumbar, logos de Abarth y una pantalla de 10.25” con la conectividad del momento.

Si el color verde es muy extremo, hay un azul “más sutil”; y acceso a opciones como acceso remoto, carga inalámbrica, cámara 360º, sonido firmado por JBL, tres modos de manejo y el único punto débil de este auto: sonidos de escape falsos. Por fortuna se pueden apagar, pero por favor no Stellantis. En el Dodge Charger eléctrico no suenan bien, y en este pequeño hot hatch tampoco. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí