Mazda Miata offroad
- Publicidad -

Cuando se trata de autos y modificaciones offroad, es común ver camionetas de tamaño descomunal, suspensiones ultra resistentes y ruedas all-terrain. La escena del offroad la dominan camionetas y camperos 4×4, en especial aquellos que provienen de Jeep, Toyota o más recientemente Ford. Pero, ¿quién necesita un 4×4 cuando tienes un Mazda MX-5? Esta es la pregunta que el dueño de un Mazda Miata decidió responder, usando la suspensión original del MX-5, y solo unas modificaciones para caminos offroad. Y lo puso a prueba en un conocido sendero frecuentado por los amantes de los 4×4.

El “loco” tras la idea de usar su Mazda Miata como si fuera un Jeep (o por lo menos, un Suzuki Jimny) es Joel Gat. Al igual que usted y yo, Joel es un fanático de los autos y de la aventura. El hombre un día pensó “cuál es la gracia de tener un auto divertido si no lo puedo usar en todos lados”. Un Miata es un auto divertido tanto en la pista como en carreteras, entonces ¿por qué no extender su diversión a caminos destapados? Pero, a diferencia del BMW Z4 con modificaciones offroad del cual le contamos recientemente, este Mazda Miata conservó en su mayor parte las partes de fábrica.

Mazda Miata offroad USA 1
Las fotos documentando la proeza de este Mazda Miata fueron publicadas por su dueño en Facebook, donde terminó viralizándose para la sorpresa del dueño. Está chévere la placa personalizada, que traduce «Diversión MX-5».

“Miata siempre es la respuesta”

El sendero se conoce como el Paso Imogene, ubicado en las montañas de Colorado, EEUU. Casualmente, Colorado es uno de los destinos para los aficionados del offroad en Norteamérica, en donde no es raro ver autos como Subarus, Land Cruisers, Jeeps y Ford Broncos. Joel explica a The Drive las modificaciones que realizó al Miata. Para acomodar las llantas todoterreno de 27 pulgadas, Gat removió los paneles en los arcos de las ruedas, con un poco de persuasión cortesía de un martillo. Después, removió los faldones laterales del auto, y listo. Por todo lo demás, este es el mismo Miata ND que hoy puede encontrar en un concesionario Mazda.

El Paso Imogene no es precisamente el camino más difícil y extremo que existe, pero un pequeño roadster deportivo no es el tipo de auto que uno imagina ver en estos caminos. Aún así, la proeza de este Miata prácticamente de fábrica es notable, porque fue más allá de lo que una persona normal esperaría. Cada vez que alguien tunea su auto de forma creativa o para una situación para la cual no fue diseñado originalmente capta nuestra atención, y este Miata es el perfecto ejemplo de esto.

Cabe decir que Joel completó el ascenso al camino sin ayuda de un pasajero que le ayudase a navegar las rocas y terreno suelto. Aunque el hombre comenta que en algunas partes deseó tener tracción integral, nada que no arregle un buen control del acelerador. La historia, que se hizo viral luego de que Joel publicara las fotos de su aventura en Facebook, no termina ahí. Según los comentarios, el hombre ordenó un kit de suspensión Fox, que espera pronto instalar en el auto. Fox es una marca especializada en suspensiones offroad, e imagino que un Mazda Miata con ese tipo de ayuda sería aún más capaz en terrenos demandantes. Como dice el dicho, Miata siempre es la respuesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here